Contador de visitas - Visit counter 406503

Celebración de los 150 años de la Pascua del P. Claret

(Vic, Octubre 2020)

Con motivo de los 150 años de la muerte –la Pascua- del P. Claret en Fontfroide (Francia, 24 de Octubre 1870), han tenido lugar toda una serie de actos en cuya preparación y ejecución ha participado el CESC directamente.

En primer lugar, el Tríduo de oración como preparación para la Solemnidad de san Antonio María Claret. Se preparó un fascículo de 24 páginas, ofrecido a toda la Familia Claretiana, dividido en tres partes, una para cada día, con lecturas bíblicas y otras tomadas de los escritos de Claret, oraciones, comentarios, algunos videos y cantos. (más…)

Claret en Francia

Durante el año 2020 celebramos los 150 años de la muerte de Claret, acontecida el 24 de octubre de 1870 en el monasterio cisterciense de Fontfroide. Con este motivo, publicamos la presente guía del peregrino Claret en Francia.

Con ello queremos recordar la presencia claretiana en Francia en las primeras horas de su historia. Claret llegó por primera vez en 1839 siendo un joven y entusiasta misionero que buscaba rutas universales para anunciar el Evangelio. Pasadas casi tres décadas volvió como confesor de la reina, primero para ir a Roma y discernir sobre su futuro en dicho cargo, y más tarde, para acompañar a su regia dirigida en el exilio. La última vez llegó ya anciano y enfermo, dispuesto a vivir la etapa final de su vida apostólica. Francia lo acogió; también lo hizo con sus misioneros exiliados y, después, con los que llegaron a compartir la vida y la misión con los inmigrantes, tal como lo había hecho el mismo Claret en París. (más…)

Cincuentenario de la inauguración del Templo-Sepulcro (1970-2020)

En este mes de Octubre 2020 recordamos y celebramos dos fechas importantes: los 150 años de la muerte del P. Claret (24 de Octubre 1870) y los 50 de la consagración  e inauguración del nuevo Templo-Sepulcro dedicado al Santo.

En otro artículo presentamos las varias tumbas que han contenido, y a veces escondido, los restos de san Antonio María Claret desde 1870 hasta hoy.

A continuación ofrecemos una síntesis de la larga crónica de la Comunidad Claretiana de Vic en la que se narran las fiestas de la consagración e inauguración del nuevo Templo-Sepulcro, que en 1970 coincidían con el centenario de la muerte de nuestro santo Padre Fundador. (más…)

lletres_compa_02

Claret en píxeles

Si Claret viviera hoy, conociéndole bien a él y todo lo que hizo, estaría usando las plataformas de hoy para alcanzar sus objetivos de conocer a Dios y hacer que los demás le conozcan, de amar a Dios y hacer que los demás le amen más, de servir a Dios y conseguir que los demás le sirvan mejor, de alabar a Dios y guiar a otros a alabarle también.

Nunca soñé con ser misionero. Pero tal vez Dios soñó que yo sería uno de ellos, así que hoy soy quien soy. Más tarde descubrí mi vocación misionera cuando participé en el ministerio juvenil de mi parroquia, San Miguel Arcángel en Oas, Albay, Filipinas. (más…)

lletres_novedades

Triduo de oración en el 150 aniversario de su muerte

El triduo de oración en preparación a la Solemnidad de San Antonio María Claret preparado por la Prefectura General de Espiritualidad en el 150 aniversario de su muerte ya está disponible en la sección de la biblioteca de la Congregación (www.claret.org).

(más…)

lletres_claret_contigo

1 de noviembre (Todos los Santos)

«Leía con mucha frecuencia las vidas de los santos que se han distinguido por su celo por la salvación de las almas, y he experimentado que me produce muy buenos efectos, porque me digo aquellas palabras de San Agustín: ¿tú no serás como estos y estas?» (Aut 226).

CLARET, AMIGO DE LOS SANTOS

Los santos constituyen una inspiración y una motivación en nuestra vida cristiana. Su cercanía es, además, pedagógica y terapéutica porque estimulan al trato con Dios y a la entrega a los demás. Lo decía san Francisco de Sales: «Si quieres ser bueno, ponte junto a los buenos».

Claret leyó muchas «vidas ejemplares» (más…)

lletres_videos

Les invitamos a acompañar a Claret en sus últimos meses, en Prades y Fontfroide. El final de su vida es una bella parábola del sentido espiritual y misionero de toda su existencia. Dejemos que el Claret enfermo y agonizante nos anuncie el Evangelio de Jesús resucitado y nos interpele para vivir, como él, cada vez más centrados en Dios y en la misión.