vinas_josep_ma

El 30 de octubre de 2016, el P. José María Viñas Colomer, cmf, ha culminado su recorrido misionero por este mundo y, a los 96 años de edad, ha sido abrazado de forma definitiva por el Señor Resucitado. Desde esta página web del CESC queremos rendirle un merecido homenaje por haber sido uno de los pilares firmes que permitió la renovación carismática de nuestra Congregación a la luz del concilio Vaticano II. Ha sido uno de los cauces seguros de la transmisión de nuestro patrimonio espiritual y uno de los inspiradores de una identidad claretiana renovada, construida en fidelidad creativa según los desafíos planteados por los nuevos tiempos.

 

Grupo de novicios que debían haber profesado en agosto de 1936. El último a la derecha, en la fila de los sentados, es el novicio José Mª Viñas.

Grupo de novicios que debían haber profesado en agosto de 1936. El último a la derecha, en la fila de los sentados, es el novicio José Mª Viñas.

El P. Viñas había nacido el 25 de febrero de 1920, en la ciudad de Vic. Nació en una casa de la plaza mayor, a pocos metros del antiguo seminario, donde había nacido nuestra Congregación setenta años atrás. Él supo asimilar la riqueza histórica y espiritual de nuestra familia misionera. Siendo niño se sintió atraído por las historias de las misiones predicadas por el P. Claret, por ello, ingresó a la Congregación de misioneros. A los 16 años, siendo novicio, experimentó la dura prueba de la persecución y el cruento dolor de ver cómo quemaban la Casa-Misión de Vic y cómo mataban a sus hermanos misioneros. Gracias a Dios, pudo escapar cruzando la frontera francesa para llevar noticias de esperanza a sus hermanos. Hizo su primera profesión, en Alagón, el 16 de julio de 1937 y la profesión perpetua, en Zafra, el 26 de febrero de 1941. En esta misma ciudad extremeña fue ordenado presbítero misionero el 22 de octubre de 1944.
A partir de su ordenación, hasta 1951, se dedicó a la predicación misionera en Solsona y Valls. A partir de 1949 comenzó su dedicación a la formación de los futuros misioneros claretianos. Primero, fue nombrado prefecto de los estudiantes del teologado de Valls; después, en 1951, pasó a ejercer el mismo cargo en el Estudiantado de Baltar (Galicia). En 1953 fue trasladado a Roma, donde continuó como prefecto, pero esta vez, de los estudiantes que residían en  la nueva Curia General, en Parioli.

 

 

Procesión de la urna que contenía el cuerpo del P. Fundador, en Vic, con motivo de su canonización. El presbítero que está más a la derecha llevando el cirio es el P. José Mª Viñas.

 

img03

El P. José Mª Viñas delante de la casa noviciado de Sherbrooke (Canadá).

En 1961, el P. Pedro Schweiger, Superior General, lo destinó a Canadá, donde se desempeñó como maestro de novicios en la casa de Sherbrooke (Québec) y, después, como prefecto de estudiantes. El contacto con los formandos y la necesidad de explicarles el carisma misionero que querían abrazar, permitió al P. Viñas redescubrir a Claret como un seguidor de Jesús misionero traspasando los ropajes decimonónicos en los que se le había envuelto. Muy pronto comenzó a escribir muchos artículos en diferentes revistas para presentar al P. Claret desde claves nuevas que estuviesen en sintonía con los nuevos tiempos.
En el Capítulo General de 1967 fue elegido Consultor General y nombrado Vicario General. Durante este sexenio, se dedicó de lleno a animar a sus hermanos de Congregación a vivir un auténtico proceso de renovación como respuesta a las llamadas del concilio Vaticano II. Fueron tiempos muy complicados y difíciles ya que los cambios eran radicales y a veces reinaba la confusión, los excesos, los temores y la cerrazón. El P. Viñas fue uno de esos hombres lúcidos y serenos que nos ayudó a centrar la mirada en Jesucristo y a seguirlo desde el estilo misionero del P. Claret.
Su estancia en la Curia General, en Roma, desde 1953 hasta 1961 le había permitido entrar en contacto con los Manuscritos del P. Fundador, por eso se explica que en  1959 fuese el principal encargado de la primera publicación crítica de los Escritos Autobiográficos y Espirituales de San Antonio María Claret en la Biblioteca de Autores Cristianos. A partir de esta publicación, el proceso de poner los escritos del P. Claret al alcance de todos no parará. Luego vendrían nuevas ediciones de los Escritos Autobiográficos y de los Escritos Pastorales. Las introducciones y las notas críticas elaboradas por el P. Viñas, con la ayuda de otros claretianos, entre ellos su entrañable amigo el P. Jesús Bermejo, permitieron captar la hondura y la riqueza de nuestras fuentes carismáticas.

 

Comunidad del Noviciado en Vic, delante del sepulcro del P. Fundador, 1971. El P. José Mª Viñas al centro de la fila de misioneros sentados.

Comunidad del Noviciado en Vic, delante del sepulcro del P. Fundador, 1971. El P. José Mª Viñas al centro de la fila de misioneros sentados.

 

El P. José Mª Viñas, en 1995, con sus dos hermanas religiosas, Marciana (Vedruna) y Josepa (Claretiana).

El P. José Mª Viñas, en 1995, con sus dos hermanas religiosas, Marciana (Vedruna) y Josepa (Claretiana).

Como miembro del Gobierno General de la Congregación, recorrió la geografía congregacional y ayudó a los misioneros a renovar su identidad claretiana. Participó en los Capítulos Generales de renovación, colaboró en la redacción de las Constituciones, animó procesos de asimilación de las Constituciones renovadas, tanto en la vida de los misioneros como en las comunidades, y colaboró en los cursos de formación de formadores claretianos. Su carácter afable, su sonrisa amable y su profunda espiritualidad abrían las puertas de la confianza para que los misioneros encontremos en él a un padre, un amigo y un compañero de camino en las rutas de la misión. Su vida se convirtió en el testimonio del Evangelio vivido al estilo de Claret.
La producción escrita del P. José María Viñas en el campo claretiano fue abundante. Presentamos a continuación un elenco provisional, que esperamos ir completando con la ayuda de todos vosotros.


Libros editados en conjunto

  1. SAN ANTONIO MARÍA CLARET, Escritos Autobiográficos y espirituales. Edición preparada por una comisión de Padres Claretianos dirigida por José María Viñas, CMF, Director del Studium Claretianum, BAC, Madrid 1959.
  2. SAN ANTONIO MARÍA CLARET, Autobiografía. Edición manual preparada por José María Viñas, Barcelona 1975. Después, traducida al Inglés por Joseph Daries, Chicago 1976.
  3. SAN ANTONIO MARÍA CLARET, Escritos autobiográficos. Edición preparada por José María Viñas y Jesús Bermejo, BAC, Madrid 1981.
  4. MISIONEROS CLARETIANOS, Nuestro proyecto de vida misionera. Comentario a las Constituciones, II: Constitución fundamental y primera parte. Comentarios de José María Viñas Colomer y José Cristo Rey García Paredes, Roma 1991.
  5. SAN ANTONIO MARÍA CLARET, Escritos pastorales. Edición preparada por José María Viñas y Jesús Bermejo, misioneros claretianos, BAC, Madrid 1997.
  6. SAN ANTONIO MARÍA CLARET, Autobiografía y escritos complementarios. Edición del bicentenario preparada por José María Viñas y Jesús Bermejo, Editorial Claretiana, Buenos Aires 2008.

Folletos

  1. Orden cronológico de las publicaciones claretianas: Cuadernos Claretianos, Roma 1955.
  2. Estudios de bibliografía claretiana: Cuadernos Claretianos, Roma 1955.
  3. Carta al Misionero Teófilo. Introducción de José Mª Viñas, Roma 1979; después traducida al italiano, Lierna 1983.
  4. El Apóstol Claretiano Seglar. Secretariado General para los Seglares Claretianos. Colección de Subsidios, 8. Roma, 1982. Después traducido al Polaco, Wroclaw 1985.
  5. Nuestro ser claretiano en las Constituciones: Constitución Fundamental. Curso de espiritualidad claretiana. Roma 1982. Después traducido al francés, Victoriaville 1983.
  6. Nuestro ser claretiano en las Constituciones: La Comunidad misionera, la castidad, la pobreza, la obediencia. Curso de espiritualidad claretiana. Roma 1982. Después traducido al francés, Victoriaville 1983.
  7. La misión de San Antonio María Claret, Buenos Aires 1982.
  8. Oración Misionera (CC. nn. 33.34) Nuestro ser claretiano en las Constituciones. Prefectura General de Vida Religiosa, Roma 1984.
  9. La formación de los novicios misioneros según el Padre Fundador San Antonio María Claret, Cuadernos de formación claretiana. Prefectura General de Formación, Roma 1988. Después traducido al inglés, Roma 1988.
  10. La formación del misionero en la Congregación según las Constituciones renovadas, Cuadernos de formación claretiana. Prefectura General de Formación, Roma 1989. Después traducido al inglés, Roma 1990.
  11. Formados en la Fragua del Espíritu y del Corazón de María, Cuadernos de formación claretiana. Prefectura General de Formación, Roma 1990. Después traducido al inglés, Roma 1991.
  12. Pude escapar para traerte la noticia (Job 1, 15.16.17.19). Narraciones personales de claretianos hermanos y compañeros de los mártires, Cuadernos de Postulación General, Roma 1994.

Artículos

  1. La devoción al Corazón de María según las enseñanzas del Bto. P. Claret: Boletín de la Provincia Claretiana de Cataluña 11 (1949) 201-225.
  2. San Antonio Claret, místico: El Faro 235 (1950) 19-21.
  3. San Antonio María Claret, Modelo de Seminaristas: La Esperanza 12 (1951) 7; 13 (1951) 7; 14 (1951) 7; 15 (1951) 7.
  4. L’Immaculata nell’azione di un grande apostolo mariano: Messaggero del Cuore di Maria 31 (1954) 161.
  5. San Antonio María Claret y la piedad de Cataluña: Analecta Sacra Tarraconensia 29 (1955) 479-495.
  6. San Antonio María Claret y El Escorial: Annales Congregationis 43 (1955-1956) 376-381.
  7. Un manuscrito de N.S.P. Fundador referente a Holguín: Boletín de la Provincia de Cataluña 157 (1956) 36-40.
  8. La Biblia de 1853 dedicada a S. Antonio Mª Claret: Boletín de la provincia de Cataluña 157 (1957) 436-437.
  9. San Antonio María Claret y el vigatanismo: AUSA 27 (1959) 161-165.
  10. Misión de San Antonio María Claret, en SAN ANTONIO MARÍA CLARET, Escritos Autobiográficos y espirituales. Edición preparada por una comisión de Padres Claretianos dirigida por José María Viñas, CMF, Director del Studium Claretianum, BAC, Madrid, 1959, 67-79.
  11. Antonio María Claret, en Biblioteca Sanctorum, Roma, 1962, 205-210.
  12. La meditación en San Antonio María Claret: Studia Claretiana 5 (1966) 43-67.
  13. Renovación geográfica de la Congregación: Misión Abierta, mayo 1968, 48-52.
  14. Elementos característicos del carisma claretiano: Misión Abierta, octubre 1970, 15-20.
  15. Espiritualidad y testimonio del Instituto de San Antonio María Claret, en 23 Institutos Religiosos hoy, Madrid 1974, 335-354.
  16. La Misión del Claretiano Hoy. A la luz del XIX Capítulo General y en la perspectiva de los documentos institucionales de la Congregación: LIERNA (1980) 38-45.
  17. La “Misión” de San Antonio María Claret, en SAN ANTONIO MARÍA CLARET, Escritos autobiográficos. Edición preparada por José María Viñas y Jesús Bermejo, BAC, Madrid, 1981, 25-42.
  18. San Antonio María Claret y la Familia Claretiana: Claret-NUNC 3 (1984) 1.
  19. La experiencia sacerdotal del Padre Claret, en MISIONEROS CLARETIANOS, Sacerdotes Misioneros al estilo de Claret. I semana sacerdotal claretiana, Madrid 1985, 185-218.
  20. Itinerario de la experiencia mariana de San Antonio María Claret: Studia Claretiana 7 (1989) 9-27.
  21. Vocación y misión del laico según San Antonio María Claret: Studia Claretiana 7 (1989) 193-220.
  22. Ministerio profético del P. Claret en la edificación de la Iglesia, en MISIONEROS CLARETIANOS, El ministerio de comunión eclesial de los presbíteros según el P. Claret. II semana sacerdotal claretiana, Madrid 1989, 136-165.
  23. La experiencia carismática de San Antonio María Claret en las Constituciones renovadas, en MISIONEROS CLARETIANOS, Nuestro proyecto de vida misionera. Comentario a las Constituciones, vol. I: Aspectos fundamentales, Roma 1989, 137-186.
  24. San Antonio María Claret y la Sierva de Dios M. Teresa Gallifa Palmarola, fundadora de las Siervas de la Pasión: Studia Claretiana 8 (1990) 17-34.
  25. Dimensión martirial de la espiritualidad claretiana: Studia Claretiana 9 (1991) 45-80.
  26. La oración misionera claretiana. El símil de la fotografía: Studia Claretiana 9 (1991) 141-147.
  27. El primado de la Palabra en la vida y escritos del P. Claret, en MISIONEROS CLARETIANOS, Servidores de la Palabra. III semana sacerdotal claretiana, Madrid 1991, 53-89.
  28. La perla en la simbología claretiana: Studia Claretiana 10 (1992) 55-63.
  29. La familia claretiana: breve historia e identidad: Studia Claretiana 11 (1993) 347-353.
  30. Los seglares claretianos en la Familia Claretiana: Studia Claretiana 13 (1995) 97-102.
  31. Textos claretianos. Conferencias de San Vicente de Paul para los eclesiásticos. Introducción y notas del P. José M. Viñas, CMF: Studia Claretiana 13 (1995) 105-126.
  32. San Antonio María Claret y Ramón Sabunde: Studia Claretiana 15 (1997) 95-101.
  33. La Eucaristía en la vida del misionero apostólico san Antonio María Claret, ministro de la Eucaristía, en MISIONEROS CLARETIANOS, El ministerio de la Eucaristía y la espiritualidad claretiana. IV semana sacerdotal claretiana, Madrid 1998, 9-33.
  34. Ministerio profético de Claret en la edificación de la Iglesia – Misión evangelizadora y caridad pastoral: Studia Claretiana 18 (2000) 7-35.


En 1973, al concluir su servicio en el Gobierno General, se quedó en Roma como superior de la Comunidad Curia General. Fue nombrado Rector de la Basílica del Cuore Immacolato di Maria, en Parioli, y, en 1987, director del Secretariado del Corazón de María. En 2004, después de haber permanecido más de cincuenta años en Roma, el P. Viñas volvió al destino de sus amores de juventud, Canadá. Podría haberse quedado en Roma o haber vuelto a su Cataluña natal, pero no, con corazón misionero y con un hatillo pobre y sencillo, el P. Viñas volvió a cruzar los mares. Los doce últimos años, vivió en la comunidad de Victoriaville, donde, poco a poco, sus fuerzas físicas iban disminuyendo; sin embargo, no dejaba de compartir con sus hermanos el gozo de su vocación cordimariana a través de sus sugerentes cartas sobre “el Corazón de María”. El 30 de octubre de 2016, en el Centre d’hébergement du Roseau, en Victoriaville (Canadá), ha descansado en la paz de los justos. Este breve e improvisado homenaje es un adelanto del que le brindaremos, más adelante, en la revista Studia Claretiana.

 

Santa María del Buen Humor. Pintura del P. José Mª Viñas.

Santa María del Buen Humor. Pintura del P. José Mª Viñas.

Descansa en paz, P. José María Viñas, y gracias por tu vida misionera alegre y generosa, que ha inspirado la renovación de nuestra vida congregacional. Que el Corazón de Santa María del Buen Humor te haga participar de la Alegría plena de los bienaventurados del Reino.

Carlos Sánchez Miranda, cmf.
Director del CESC