El sábado 4 de noviembre, al día siguiente de la memoria de la muerte del P. Josep Xifré y Mussach, cmf, tercer Superior General de nuestra Congregación, los miembros de la Provincia de Cataluña nos reunimos en Vic para celebrar la clausura oficial del “Año Xifré”. Los días 17 y 18 de febrero se había inaugurado este tiempo especial en torno a la figura del P. Josep Xifré, con motivo de la celebración del bicentenario de su nacimiento.

 

Nos reunimos en una sala del Casal Claret, donde el P. Ricard Costa-Jussà, cmf, Superior Provincial de Cataluña, nos dio la bienvenida, nos transmitió los saludos del P. Mathew Vattamattam, cmf, Superior General, y leyó una carta del P. Gonzalo Fernández, cmf, Vicario General, Prefecto General de Espiritualidad y Presidente de la Comisión Organizadora del “Año Xifré”.

 

A continuación, el Hno. Josep Codina, Prefecto de Apostolado de la Provincia de Cataluña y Coordinador de la Comisión Organizadora del “Año Xifré”, leyó un texto preparado por el CESC como memoria y balance de dicho Año, en el que se pusieron de relieve, sobre todo, las actividades que en torno a este acontecimiento se han tenido en la Congregación.

 

Luego, el P. Carlos Sánchez, cmf, Director del CESC, hizo una presentación detallada del contenido de la sección de la página web del CESC dedicada al “Año Xifré”. A continuación, celebramos la Eucaristía en la Cripta del Templo sepulcro del P. Claret, en la que dimos gracias al Señor por dos dones especiales: el “Año Xifré” y la reciente beatificación de los 109 Mártires Claretianos en la basílica de la Sagrada Familia.

 

La Eucaristía tuvo un especial significado simbólico porque nos encontrábamos en el lugar donde tuvo sus orígenes nuestra Congregación y porque junto al sepulcro del P. Claret se encuentran los restos de los PP. José Xifré y Esteban Sala y de algunos de los mártires beatificados. Ante el altar se puso el icono original que presidió la beatificación del pasado 21 de octubre en Barcelona, y sobre el altar estuvo el cofre que contiene las reliquias de varios de nuestros mártires, que fue presentado en el momento de la beatificación.

 

Después, pasamos a la Casa de Espiritualidad P. Claret para compartir un almuerzo fraternal. Ponemos a disposición de todos, el texto de memoria y balance del “Año Xifré”.