Lluís Balañá, cmf.

Prehistoria de mi  encuentro con Claret.

Ya siendo monaguillo en mi pueblo tuve la ocasión de conocer algún claretiano, comenzando por el P. Francesc Morán cmf, hermano de la ama de casa del señor cura del pueblo, y otros que venían a predicar misiones o novenarios (PP. Joan Alsina, Jaume Torres, etc). A parte de alguna estampa del P. Claret, y el famoso Camí dret, que teníamos en casa, ignoraba, entonces todo del P. Fundador.

Tuve que ir a Tarragona, donde mi padre que era maestro nacional, fue trasladado. Fuimos a vivir al lado  de la Comunidad Claretiana de esta ciudad.

Uno de los Padres, de esta comunidad animaba la Congregación Mariana. Pronto me integré en ella. El Padre se llamaba Carlos Catà, cmf, muy popular entre los miembros de esa congregación. Y aquí, empieza Claret a entrar por la puerta de atrás. Ocurrió así : Yo no tenía la menor idea de ser cura o religioso, sin embargo los designios del Señor son inescrutables. Me explico.

Una vez hablando con el P. Catà, a su despacho, le dije que quería ser como él, pero yo refiriéndome a su popularidad, no a su estado de claretiano… Pues bien el buen Padre fue a decírselo a mi madre: El vostre fill, Lluís, vol ser claretià. Mi madre conociéndome muy bien, se quedó atónita ante esta afirmación. Cuando llegó a casa, estando toda la familia reunida para la comida, de  repente  me dijo: “c’est vraie que tu veux devenir clarétain comme le P. Catà? (¿Es verdad que quieres ser claretiano como el P. Catà?La estupefacción de mi padre y mis dos hermanas fué, de mayúsculas… Yo para desafiar a mi padre  dije, dando un puñetazo sobre la mesa: ¡Por qué no!

Sin saber a lo que me comprometía… Fue el primer empujón del P. Claret. Acabé los dos años de Bachillerato que me faltaban, y en septiembre, 1956, con una carta de  recomendación del P. Domènec Pallàs cmf, fui con mis padres al Colegio de Solsona, como Postulante mayor, Mi crisis vocacional, solo duró una noche… sería largo de explicar… Sin embargo a la mañana, siguiente viendo el paisaje y Castellevell al fondo, lleno de paz, y alegría,  me fui a ver a nuestro Prefecto, P. Jaume Pastó cmf, y le dije que si estaba hecho  para ser eso (Claretiano) que adelante, sino, vuelta a casa sin, más…

Desde mi ingreso en la Congregación hasta 1990,  fui descubriendo el P. Claret y sus escritos pero de una manera superficial y cerebral… La Autobiografía y demás escritos sobre Claret  no me provocaban grandes emociones… Me daba cuenta que era un gran Santo, sin más… Pero hoy me doy cuenta que ¡él estaba siempre empujando la puerta para entrar!

Historia de mi encuentro con Claret.

Esta historia comprende dos momentos progresivos en que el espíritu de Claret fue penetrando en mi corazón.

El primer momento fue mi destino al Camerún, para ser coadjutor del maestro de novicios a Akono, y del prefecto de teólogos a Nkolbisson, Yaundé, y  promotor vocacional. Estas responsabilidades me obligaron a releer y meditar la Autobiografía, la historia de la Congregación y otros documentos refiriéndose al P. Claret. Poco a Poco se iba caldeando mi pobre corazón en el ardor del Corazón de la Madre y el celo apostólico del P. Fundador.

Pero fue en el segundo momento donde continué a enamorarme más y más, de este incomparable misionero apostólico que es Claret.

En 2008, mis superiores del Canada, me permitieron vivir la experiencia de la Fragua, a Los Negrales (España). Ahí me ocurrió lo de la conversión de San Pablo. Me caí de mi ignorancia e insensibilidad respecto al P. Claret y a mi identidad claretiana… En efecto aquellos meses viviendo en verdadera comunidad apostólica (éramos 12 participantes) fueron un segundo noviciado para mí…Y gracias al Señor, he continuado desde entonces a caldearme en la Fragua cordimariana, apasionándome  cada vez más de la vida y misión de Claret.

Finalmente, después de 49 años de ausencia de la madre-patria, he regresado a la Provincia claretiana de Catalunya, donde mis dos últimos destinos: Sallent y Vic,  me han confirmado este encuentro de cada día con el P. Fundador, sea cuando oraba y celebraba en su Casa Natalicia, o paseaba por las calles que el frecuentó, sea ahora que tengo el privilegio de orar, meditar y celebrar las maravillas que el  Señor y la Virgen Madre han hecho en él y en su Obra Grande, la Congrégación. Y termino con esta frase, que constituye mi lema de  vida: Enamoraos de Cristo (yo añado de María y Claret) y del prójimo y haréis cosas más grandes.

P. Luis Balañá Dubois cmf

 

Nacimiento: 2 abril, 1940 (Torregrossa, Lleida)

Ingreso en la Congregación: 16 de septiembre, 1956 (Solsona, Lleida)

Noviciado: 1957-1958 (Vic, Barcelona)

1ª. Profesión: 16 Julio, 1958 (Vic Barcelona)

Estudios de filosofía: 1958-1961 (Solsona, Lleida)

Professeur 1961-1962 (Valls- Tarragona)1962-1963 (Barcelona)

Estudios de teología: 1963-1967 (Seminario de Angers – Francia)

Destino Canada: Septiembre, 1967

Ordinación sacerdotal: 10 de Agosto, 1968

Ministerio al Camerún (1990-1993)

Incardinación a la Provincia de Catalunya, Julio 2012

Comunidades: Valls (2012-2014- Barcelona (2014-2016)- Sallent (2016-2017)- Vic (2017…)