Grupo de Filiación Cordimariana

Luego del curso de formación y el encuentro con nuestras hermanas de todos los centros de nuestro instituto, partimos el 16 de agosto 2019 de Madrid rumbo a la ciudad de Vic: nuestra directora general María del Mar, las hermanas Concepción y Mercedes Manzanares, Lourdes Lima de Brasil, Eleana Rosas, Martha Altamirano, Natalia Maquera, Isidora Maque y Mary de Perú.

Al llegar a la ciudad de Vic, donde nuestro Padre Fundador se formó, predicó, evangelizó y realizó su misión apostólica, nos alojamos en la casa de espiritualidad de nuestros hermanos claretianos. Por la tarde visitamos los lugares claretianos de la ciudad de Vic. Al día siguiente tuvimos la oportunidad de participar en la fiesta  de Nuestra Señora del Cisne, Patrona del país de Ecuador. Procesión por algunas calles, Misa solemne… Fue un encuentro de mucha alegría y fraternidad entre latinoamericanos.

Por la tarde hicimos un recorrido por el museo con la guía del padre Rovira quien nos explicaba en forma clara y con mucho detalle todos los objetos, libros, escritos y fotografías del padre Claret, que allí se encuentran. Nos ayudó a enriquecer nuestra comprensión de los diferentes momentos históricos de la vida del Santo.

Por la noche tuvimos la dicha de visitar la Cripta donde se encuentran los restos de San Antonio María Claret; allí meditamos algunos textos del Padre Gonzalo Fernández y oramos juntas. Fue una experiencia gozosa, cada una expresamos nuestro sentir; pero en especial queremos compartir los sentimientos de nuestra hermana Martha Altamirano que dice así:

“Querido padre Claret, esta noche, aquí frente a tus restos quiero decirte que admiro la forma como amaste ser de Jesús y de María desde muy pequeño. Tanto fue tu amor, que decías al Señor; “Tú eres suficientísimo”.

  Te gustaba rezar en la ermita de Fusimaña, trabajabas con eficiencia en el taller de tu padre, siempre cogido de la mano de Dios.

Ansiabas evangelizar y llevar el Evangelio a muchas personas: hombre mujeres y niños; querías llegar a todos y escribiste libros, folletos, volantes y para nosotras escribiste el libro “Religiosas en sus casas”. Nos amaste con todo tu corazón y tu sueño se cumplió.

Aquí estamos, unidas en oración para decirte: Míranos desde el cielo, junto a la Santísima Trinidad y nuestra Madre María.

Gracias Padrito Claret, pide al Señor por Filiación Cordimariana y danos la fuerza para orar, trabajar y sufrir. Amén.”

Juntas dimos gracias a Dios y rezamos por la Familia Claretiana y por nuestro Instituto.

Continuando con nuestra visita, el domingo participamos en la Misa celebrada en la misma Templo-Sepulcro por el padre Rovira en tres idiomas: inglés, catalán y español. Fue algo impresionante. Después nos despedimos de las Misioneras de la Institución Claretiana quienes nos recibieron con mucha amabilidad y de nuestros hermanos claretianos dándoles las gracias por su hospitalidad y atención. Posteriormente retornamos a Madrid.

Damos gracias a Dios por esta oportunidad que nos ha concedido de afianzar nuestra identidad de Hijas del Inmaculado Corazón de María.

Mary Manuela Siles Ponce
Centro de Filiación Cordimariana en Arequipa -Perú-.