Tenemos el placer de comunicar a toda la Familia Claretiana y a cuantos están interesados por la figura de San Antonio María Claret (1807-1870), que ha salido ya el segundo volumen de la colección “Urget”. El nombre “Urget” está extraído del texto paulino que el P. Claret tomó como lema de su escudo arzobispal: “Caritas Christi urget nos” (2Cor 5,14). El primer volumen de la colección fue la obra del claretiano Carlos Sánchez Miranda: “Las misiones populares del Padre Claret en Cataluña entre 1840 y 1850. Un camino de evangelización en tiempos de crisis” (Editorial Claret, Barcelona 2019, pp. 403). En este mismo web se puede encontrar la presentación hecha de esta primera obra cuando fue publicada.

El libro que ahora presentamos es la Tesis Doctoral defendida por el claretiano P. José Mª Hernández Martínez en la Facultad de Teología de Granada (España) en el año 2018; Facultad en la cual el autor ha desarrollado una larga y fecunda carrera docente. El título del estudio es: “Claret y el protestantismo de su tiempo. La utopía de un encuentro imposible”, Editorial Claret, Barcelona 2020, pp. 264.

El P. Hernández nació en Murcia (España) en 1952. Emitió la profesión religiosa en 1968 y fue ordenado sacerdote en 1977. Posteriormente hizo la licenciatura en Teología Bíblica en Granada y otros cursos de especialización histórico-dogmática en Roma. Entre 1981 y 2017, junto a tareas de formación y gobierno, fue profesor de Sacramentología, Escatología y Ecumenismo en la Facultad de Teología de Granada. Además ha enseñado, investigado y publicado diversos estudios sobre temas mariológicos. En el campo del ecumenismo ha tenido una larga y fecunda trayectoria, habiendo sido responsable de Relaciones Interconfesionales en la diócesis de Granada y colaborador del Centro Ecuménico de Madrid. Ha participado en innumerables encuentros interconfesionales de ámbito nacional e internacional y publicado muchos artículos en revistas ecuménicas. En enero de 2015 fue invitado a presentar su testimonio personal en el Encuentro Interconfesional de Religiosos organizado por el Vaticano con motivo del Año de la Vida Consagrada. Desde el 2017 ejerce como Párroco de la Basílica del Corazón de María en Roma.

Así pues, siendo buen conocedor de la historia del P. Claret y del movimiento teológico y ecuménico, el P. Hernández ha realizado esta investigación sobre Claret y el protestantismo en la España del siglo XIX, una realidad profundamente marcada por la polémica y la apologética. Leyendo los textos de aquel entonces nos damos cuenta de cuánto ha cambiado la mentalidad en estos años, tanto en la parte católica como protestante, y del camino que nos queda aún por recorrer para que se haga realidad –como indica acertadamente el subtítulo de la obra- “la utopía de un encuentro imposible”.

Después de una amplia y muy precisa introducción (pp. 13-23), la obra se divide en tres capítulos: 1) El protestantismo en la trayectoria histórica de Claret (pp. 25-102); 2) El pensamiento de Claret sobre el protestantismo (pp. 103-187); 3) Valoración y perspectiva (pp. 189-234). Sigue una bibliografía general muy rica (pp. 235-252) y un amplio índice temático (pp. 257-261). Para conocer los autores que pudieron haber influido en la postura adoptada por Claret frente al protestantismo resulta muy interesante la bibliografía señalada en las pp. 115-123, como también las conclusiones finales a las que llega Hernández después de su atento trabajo (pp. 225-234). Un elemento particularmente sugerente es la presentación de ese “encuentro imposible” entre el fervor católico de Claret y el fervor protestante de Manuel Matamoros (pp. 9-11, 216-224). Se advierte la fe y las convicciones llevadas hasta las últimas consecuencias de dos personajes profundamente enamorados de Cristo, pero desde perspectivas opuestas y con los límites propios de aquella época. Es importante, además, que a lo largo de toda la obra el lector lea con detención las continuas y ricas notas que acompañan e ilustran el texto. Como señala el presentador, “si uno no se detiene en esas notas podría perderse una parte importante de su exhaustivo trabajo de investigación” (p. 11).

Hoy día ciertas expresiones de Claret y de Matamoros nos pueden parecer superadas con mucho. Por parte católica, es imposible ignorar el influjo decisivo del concilio Vaticano II, desemboque de todo un proceso anterior y con consecuencias que han marcado profundamente la apertura de la mentalidad en la Iglesia Católica. Pero no es menos importante conocer cómo pensaba y defendía cada uno la verdad no hace todavía muchos decenios. De ahí el interés especial de este libro.      El mismo autor dice en la introducción que ha querido abordar el tema, en sí potencialmente polémico y conflictivo, “con la mirada del ecumenismo actual, que trata de purificar las memorias curando las heridas del pasado y, al mismo tiempo, construir una comunión más rica e integradora a través del mutuo intercambio de dones. En particular, deseamos contribuir a esa necesaria purificación de la memoria histórica, de la que hablaba el Papa Juan Pablo II en la encíclica “Ut unum sint (1995, nº 2)” (p. 15).

Finalmente, un botón de muestra del progreso ecuménico llevado a cabo desde el s. XIX al s. XXI es que la “Presentación” del libro (pp. 9-12) ha sido escrita por Alfredo Abad Heras, Pastor de la Iglesia Evangélica Española y Presidente de su Comisión Permanente. En sus referencias al autor del libro encontramos expresiones de gran afecto y aprecio: “Para mí siempre ha sido Pepe Hernández, amigo, hermano y compañero en el ministerio desempeñado durante años en la ciudad de la Alhambra” (p. 9), “mi hermano Pepe” (p. 10), “buen claretiano y buen profesor” (p. 11)… “Este trabajo que presentamos –dice el Pastor Alfredo- es un puente ‘utópico’ entre dos figuras señeras del catolicismo y del protestantismo de la segunda mitad del siglo XIX español” (p. 9). Y podemos concluir también con sus mismas palabras: “Hoy, gracias a Dios, estamos en otros registros y podemos mirarnos con respeto compartiendo nuestras experiencias espirituales, diversas pero convergentes en Cristo” (p. 12).

Consultar el libro