El Misionero Claretiano, P. Ramon Caralt Roca, había nacido el 20 de abril de 1939 en Santa Cecilia de Voltregà (Barcelona) y ha concluido su peregrinación misionera el 17 de junio 2020 en el hospital de Manresa.

Durante los últimos años fue miembro de la Comunidad Claretiana de Sallent.

Anteriormente había formado parte de varias Comunidades de la Provincia Claretiana de Cataluña.

Su salud había decaído bastante desde hacía tiempo y en estos últimos meses precipitó.

Su trabajo apostólico fue variado a lo largo de su vida misionera; pero su dedicación fue sobre todo a la predicación de la Palabra de Dios por los pueblos y parroquias, y durante repetidos años en el gran hospital de Bellvitge (Barcelona) con los enfermos.

Era un hombre dotado de un ininterrumpido sentido del humor, desde siempre. Podríamos decir que evangelizaba alegrando, en particular cuando trabajó en el mundo de los enfermos. Incluso se servía a veces, además de sus continuas ocurrencias, de un muñeco parlante (“el Rafelet”), dialogando con él, que hacía la dicha sobre todo de los pequeños enfermos. Con el muñeco había salido incluso en televisión.

El CESC tiene para con él una deuda especial. Desde hacía años nos traducía todo lo que salía en catalán en nuestro web.

Desde joven se había convertido en un especialista en esta lengua. Sus servicios eran siempre rápidos y eficientes, además de lingüísticamente impecables. ¡Muchas gracias, querido P. Ramón!

No te olvidaremos. El Señor de la Paz y, ¿por qué no?, del buen humor más profundo y verdadero, te habrá recibido con una amplia sonrisa en el Reino de los Cielos, reconociendo el buen uso que has hecho en la tierra de los dones que Él te había dado.