Roma, Italia. El domingo 12 de julio comenzó una tanda de Ejercicios Espirituales por Internet, dirigida por el P. Gonzalo Fernández Sanz (Prefecto General de Espiritualidad) y el P. Carlos Sánchez Miranda (director del CESC de Vic).  Está abierta a los miembros de la Familia Claretiana. En principio, iba a celebrarse en Vic (España) con ocasión del 150 aniversario de la muerte de san Antonio María Claret, pero tuvo que ser suspendida debido a la pandemia de Covid-19.

En la propuesta por Internet se han inscrito 380 personas: 254 Misioneros Claretianos (incluyendo algunos aspirantes y novicios), 47 Misioneras Claretianas, 37 Seglares Claretianos, 20 consagradas de Filiación Cordimariana, 6 Misioneras Cordimarianas, 2 Misioneras de la Institución Claretiana, 1 de las Misioneras de san Antonio María Claret, y 12 religiosas y laicos amigos de la Familia Claretiana. La mayoría provienen de España (108), Colombia (80), México (58), Guatemala (21), Argentina (13), Panamá (13), Brasil (12) y, en menor número, de otros 11 países latinoamericanos. Pero hay también hermanos y hermanas de Francia, Italia, Portugal, Polonia, Reino Unido, Rusia, e incluso de Costa de Marfil y Congo.

Cada día se propone una meditación matutina desde Roma y otra vespertina desde Vic. La jornada se cierra un momento de oración en el que participa también el Gobierno General de las Misioneras Claretianas. Todos los actos son retransmitidos por el canal de YouTube (I-Claret). Después de cada meditación, los participantes reciben en su correo electrónico un cuadernillo con orientaciones para el tiempo personal. Los que lo desean pueden tener también entrevistas digitales de acompañamiento. Una vez más, el principio claretiano de “válganse de todos los medios” ha encontrado una expresión concreta para superar las restricciones impuestas por la pandemia.

Aquí se puede seguir online