El pasado día 19 de Enero 2021, el P. Sebin Mundackal, CMF, miembro del CESC, se licenció en Historia de la Iglesia en la Pontificia Universidad “Comillas” de Madrid, con la calificación 10.00 en “Disertación escrita de Licenciatura”. El tema de su trabajo fue: “Estampas in the Catecismo explicado of Claret: A preliminary Study” (145 pp.).

Después de una Introducción (pp. 5-10) sobre el por qué del tema escogido, los objetivos que se propuso y el método que usó, el autor divide el estudio en tres capítulos: I) La base histórico-artística de Claret, la formación que recibió al respecto en “La Lonja” de Barcelona, y el ambiente religioso-cultural de la época (Outlook of the artistic background in the life of Claret, pp. 11-42). II) Interés de Claret en favor de la catequesis en general y de ilustrar los catecismos (Catechetical interest in Claret and the illustrated Catechism, pp. 43-79). III) Análisis iconográfico de las “estampas” dibujadas por Claret, las técnicas empleadas, etc. (Iconographic Analysis of the “Estampas” of Claret, pp. 79-118). En las páginas 119-123 saca las conclusiones de su investigación. Sigue un interesante apéndice (pp. 124-138) con 21 reproducciones de estampas o láminas dibujadas por el Santo. En su estudio, el licenciado se concentra en particular en cinco láminas de la obra: “Catecismo Explicado”. Y acaba con una amplia bibliografía (pp. 139-145), sea de obras de Claret, sea sobre él, y sobre temática iconográfica, catequética, histórica, etc.

En la defensa de la Tesina ante el Tribunal, Sebin puso de relieve no solo la originalidad de su estudio por lo que se refiere a la figura de Claret y el papel de la dimensión artística a lo largo de su vida, sino el hecho de la importancia dada en nuestra cultura al uso de imágenes, y en concreto de cara a la catequesis. En este sentido, Claret puede ser considerado un pionero en darse cuenta de la fuerza y utilidad de las imágenes en las publicaciones sobre catequesis.

En las conclusiones, Sebin considera las estampas del “Catecismo Explicado” la aportación más significativa de Claret y la expresión más clara de sus habilidades artísticas. Con ello el Santo trataba de hacer más atractivo algo difícil de explicar o comprender. Ciertamente no fue un artista extraordinario; en realidad, lo que a él le interesaba no era la perfección de sus láminas, sino la finalidad que con ellas pretendía, es decir, transmitir ideas y enseñar el catecismo, sobre todo a los niños. En su obra, Claret presenta ante todo un dibujo y luego va explicando el contenido que quiere inculcar. De hecho este método catequético se demostró ser un maravilloso medio pastoral en su época. Después de 170 años sus láminas no son seguramente utilizables en el método catequético actual; pero sí el espíritu y eficacia que tuvieron entonces en el proceso de aprendizaje del catecismo por parte de los niños.

Nuestra más cordial felicitación al P. Sebin por su trabajo. Y contamos con que nos pueda ofrecer pronto un artículo sobre su aportación al conocimiento de este aspecto inédito de Claret.

Leer el texto de la Defensa