About cesc

This author has not yet filled in any details.
So far cesc has created 2223 blog entries.

7 de marzo

«No basta […] el tener un confesor a quien se manifiesten con sinceridad todos los pecados; necesitamos también de un maestro que nos enseñe el camino de la virtud» (El colegial instruido, vol. I. Barcelona 1860, p. 330).

NECESITAMOS MAESTROS

Por propia experiencia, Claret vio la necesidad de tener maestros en la vida espiritual, y así lo aconseja a sus misioneros, a los seminaristas, a los sacerdotes y a todos. No en vano había sido durante unos meses novicio jesuita, miembro por tanto de una institución religiosa en la que a la dirección espiritual se da la máxima importancia.

En efecto, es muy necesario para nuestra vida como personas y como cristianos tener a un buen guía que nos escuche y nos oriente. (más…)

6 de marzo

«Las primeras ideas de que tengo memoria son que cuando tenía unos cinco años, estando en la cama, […] pensaba en la eternidad[…] me estremecía, y pensaba: –los que tengan la desgracia de ir a la eternidad de penas, ¿jamás acabarán el penar, siempre tendrán que sufrir?– ¡Sí, siempre, siempre tendrán que penar…!»(Aut 8).

INQUIETUD APOSTÓLICA INICIAL

Las primeras ideas de que tenemos memoria suelen referirse a experiencias que nos han marcado profundamente. Es bueno tener conciencia de esas experiencias porque nos ayudan a entender muchas cosas de las que nos pasan: dificultades, reacciones, sueños, motivaciones…

Esas experiencias primeras, (más…)

Te fuiste humilmente (Claret, 150 años)

Te fuiste humilmente (2020).

(Claret, himno con motivo de los 150 años de su muerte 1870-2020. Canción y partitura).

Texto: Fernando VILLA, cmf.

Música: Luis ELIZALDE, cmf.

(más…)

5 de marzo

«Amarán la virtud de la pobreza, mirándola como su madre y su amiga, y a este fin harán bien en privarse algunas veces de lo necesario, a imitación de Jesús, que por nosotros se hizo pobre y necesitado, nació pobre, vivió muy pobre, y murió pobrísimo y aun desnudo» (Religiosas en sus casas o las Hijas del Santísimo e Inmaculado Corazón de María. Barcelona 1850, p. 121. Ed. crítica, en Madrid 1990; p. 173).

AMOR A LA POBREZA

Abrazar la pobreza supone entenderla como algo «amable», no como una carga ascética que nos pesa. Es importante llegar a amar la pobreza. Solo desde ese amor cobran sentido las diversas privaciones que comporta.

La clave de tal amor, en el pensamiento de Claret, (más…)

4 de marzo

«La devoción a María Santísima es otra de nuestras principales obligaciones. Es la Madre de Dios y la Madre de los hombres; sobre estos dos puntos cardinales gira toda la devoción. Como Madre de Dios, lo puede todo; como Madre de los hombres, nos amparará y nos concederá todas las gracias» (Carta ascética… al presidente de uno de los coros de la Academia de San Miguel. Barcelona 1862, p. 44; editada en EC II, p. 603).

LLENA DE DIOS Y ABOGADA DE LOS HOMBRES

La condición social de la mujer sigue siendo –en casi todos los países– de discriminación y desigualdad respecto del varón, aunque no siempre se manifieste con la misma virulencia en todas partes. (más…)

3 de marzo

«Una de las cosas que más me ha impelido a enseñar a los Niños ha sido el ejemplo de Jesucristo y de los Santos. Jesucristo dice: Dejad que vengan a mí los niños y no se lo estorbéis, porque de los que se asemejan a ellos es el reino de los cielos (Mc. 10, 14)» (Aut276).

QUE LOS NIÑOS VENGAN A MÍ

Es interesante colocarnos ante esos textos evangélicos en los que Jesús se encuentra con los niños. En uno de ellos, Jesús dice: «Si no cambiáis y no llegáis a ser como niños, nunca entraréis en el Reino de los Cielos. El que se haga pequeño como este niño, ese será el más grande en el Reino de los Cielos» (Mt 18,3-4).

En el Evangelio la figura de los niños aparece asociada a la idea de pequeñez y de dependencia ajena. (más…)

2 de marzo

«¿Y queréis Vos, Madre mía, que yo, siendo un hermano de estos infelices, mire con indiferencia su fatal ruina? ¡Ah, no¡ Ni el amor que tengo a Dios, ni el amor al prójimo lo pueden tolerar; porque ¿cómo se dirá que yo tengo caridad o amor de Dios si, viendo que mi hermano está en necesidad, no lo socorro?» (Aut158).

AMOR A DIOS Y AL HERMANO

La pregunta que inicia la frase es retórica, no es una auténtica pregunta sino una reafirmación de una convicción. Da por supuesta la respuesta que subraya a continuación. «Dios» y «prójimo-hermano» son dos palabras que siempre aparecen unidas en el vocabulario deClaret. Es imposible separarlas.

En esta oración que (más…)

Alabar, servir, amar, conocer

Alabar, servir, amar, conocer. La oración apostólica. Meditaciones, Misioneros Claretianos, Provincia de Santiago. AA. VV. Madrid 2016, pp. 249.

La Provincia Claretiana de “Santiago”, comenzó a publicar algunos libros, en forma de meditaciones, sobre algún texto particularmente típico y significativo de San Antonio María Claret. En el caso que presentamos, el primero, se trata de la oración que el Santo escribió al final del capítulo XII de la II parte de su Autobiografía (Aut 233). En dicho capítulo trata “De los estímulos que me movían a misionar, (más…)

1 de marzo

«Antes de comer diré: Señor, como parar tener fuerzas y serviros mejor. Antes de acostarme diré: Señor, lo hago para reparar las fuerzas gastadas y serviros mejor. Antes de estudiar diré: Señor, lo hago para conoceros, amaros y serviros, y para ayudar a mis prójimos. Lo hago porque así Vos, Señor mío, lo habéis ordenado»

(Propósitos del año 1862; en AEC, p. 698).

EL SENTIDO PROFUNDO DE LO COTIDIANO

Con este propósito, Claret intentaba poner en práctica lo que dijo san Pablo a los cristianos de Corinto: «Ya comáis, ya bebáis o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios» (1Cor 10,31). (más…)

28 de febrero

«…Todo mi afán sería andar misionando por los lugares y aldeas; este es mi sueño dorado; tengo una santa emulación y casi envidia a los misioneros que tienen la dichosa suerte de poder ir de un pueblo a otro predicando el santo Evangelio» (Aut 638).

FIDELIDAD CREATIVA

Claret compartía totalmente la inquietud del apóstol Pablo cuando este se preguntaba:«¿Cómoinvocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?» (Rm 10,14). Por eso, todo su afán era predicar el santo Evangelio. Así, cuando la obediencia le hizo asumir otras responsabilidades, llegó a sentirse como pájaro enjaulado porque no podía dedicarse (más…)