En este espacio encontrarás el testimonio de personas que viven la espiritualidad misionera de san Antonio María Claret. Ellos nos comparten cómo han encontrado en Claret un compañero de camino para vivir su espiritualidad como seguidores de Jesucristo misionero. El primer testimonio corresponde a un misionero claretiano de América Latina pero, poco a poco, intentaremos que aparezcan los escritos de diferentes personas de todos los rincones del mundo. Que este espacio fraterno nos ayude a todos a vivir con pasión renovada nuestro propio camino espiritual. Si quieres compartir tu propia experiencia no dudes en enviárnosla.

Claret en mi vida…

 

 

En primer lugar debo decir que a diferencia y con mucha distancia de Claret, pareciera que no encuentro tiempo para escribir esto que me sugirieron mis hermanos Claretianos luego de mi estancia en Vic el año pasado, donde tan bien fui atendido, como también  lo hicieron los hermanos de Barcelona. (más…)

Mi CAMINO con Claret

ORÍGENES REMOTOS

Cuando yo tenía unos tres años jugaba inconscientemente con un objeto parecido a las conocidas “chapas” de tapar botellas de gaseosa; pero debía de ser de vidrio. Mi abuela Irene, haciendo excepción conmigo, me lo permitía, a pesar de que dentro había algo muy preciado para ella: “la reliquia del P. Gil”. Años más tarde comprendí que se trataba de una teca que contenía una reliquia del P. Claret. (más…)

Mi experiencia

¿Qué aspectos de Claret son para mí un reto y un estímulo como misionero claretiano en Japón?

Mi nombre es Marcel·lí Fonts.  Me formé en la Provincia de Cataluña. Fui ordenado sacerdote el 8 de Agosto de 1971. En 1973 fui destinado a Japón. Durante los 45 años de mi servicio misionero en Japón (más…)

Mi experiencia con Claret

José-Félix Valderrábano, cmf.

Oí hablar por primera vez de San Antonio María Claret en mi casa, siendo yo muy pequeño, pocos años después de su canonización. Mi abuela materna me contaba que en Viladrau, donde ella pasaba algún tiempo de verano en su infancia, la gente del lugar recordaba aún y comentaba con mucha admiración y devoción la actividad apostólica del Santo, sus curaciones y sobre todo el milagro de extinguir un fuego en esa población.

Tuve un primer contacto con los claretianos cuando acompañaba a mi abuela a las antiguas “Gráficas Claret” (más…)

Hilos que han tejido mi relación con Claret y los claretianos

Salvador León Belén, cmf.

PRIMER HILO

Con entrañable cariño me remonto a Teresa, mi abuela materna. Mis años de infancia son acompañados por ella, con ella visito la capilla que los misioneros claretianos tenían en la calle Conde de la Cañada en Ciudad Real. En aquel lugar de la Mancha de cuyo nombre sí quiero recordar, se fueron congregando un buen número de novicios que soportaban duros inviernos y calurosos veranos cllimatológicos. Al caer de la tarde gustaba de rezar el rosario con sus nietos, así y allí comencé la relación piadosa con María que después se fue haciendo relación de hijo, de amor y nido. (más…)