En este espacio encontrarás el testimonio de personas que viven la espiritualidad misionera de san Antonio María Claret. Ellos nos comparten cómo han encontrado en Claret un compañero de camino para vivir su espiritualidad como seguidores de Jesucristo misionero. El primer testimonio corresponde a un misionero claretiano de América Latina pero, poco a poco, intentaremos que aparezcan los escritos de diferentes personas de todos los rincones del mundo. Que este espacio fraterno nos ayude a todos a vivir con pasión renovada nuestro propio camino espiritual. Si quieres compartir tu propia experiencia no dudes en enviárnosla.

Mi experiencia con Claret

He de reconocer que mi experiencia con Claret fué apareciendo según iba creciendo en edad y en  responsabilidad Misionera. En mis primeros años del postulantado no recuerdo que nos hablaran de Claret. Sí algunos Misioneros venidos de Filipinas que pasaban por los centros de formación que nos hablaron de su labor en la Misión, fatigosa pero a la vez, gozosa y entusiasta y siempre misioneros al estilo de Claret. Trabajando por el Reino  con humildad y con filiación  al Corazón de María (más…)

¡Oh Claret, mi querido hermano!

Ken Masuda, cmf.

Para muchas personas Claret es un gran santo y misionero heroico que tuvo una gran influencia en la Iglesia y en la sociedad del siglo XIX. Pero para mí, es mi «oniichan», como llamamos en japonés con mucho cariño a un hermano mayor, ya que veo su presencia en cada uno de mis hermanos. Estoy convencido de que «Claret oniichan», mi querido hermanito Claret, sigue animándome cada día sin falta.

Mi primer encuentro con Claret fue gracias a la amistad con los padres claretianos de la parroquia claretiana de Hirakata (Osaka), donde me bauticé y crecí en la fe cristiana. Recuerdo que los padres claretianos trabajaban siempre incansablemente para la felicidad de los fieles sin dejar nunca de sonreir. (más…)

Compañeros de viaje

F. Kuhn, cmf.

En mi adolescencia, retomé la vida cristiana de la que me había apartado al poco tiempo de recibir la Primera Comunión. Fui acogido en un hermoso grupo de adolescentes por un sacerdote mayor, casi ciego que era el P. Andrés Pascual. En mi experiencia yo me acerqué a la parroquia de mi barrio y no sabía nada más. Aún no estaba al tanto de la razón por la cual en dicho templo había más de un sacerdote y porqué se percibía en ellos una clara dinámica misionera. (más…)

Claret… Por la puerta de atrás

Lluís Balañá, cmf.

Prehistoria de mi  encuentro con Claret.

Ya siendo monaguillo en mi pueblo tuve la ocasión de conocer algún claretiano, comenzando por el P. Francesc Morán cmf, hermano de la ama de casa del señor cura del pueblo, y otros que venían a predicar misiones o novenarios (PP. Joan Alsina, Jaume Torres, etc). (más…)

Mi experiencia misionera de Claret

Angel Calvo, cmf.

Confieso que he tenido que redescubrir a Claret a lo largo de mi vida como misionero claretiano. La ilusión de descubrir y vivir una vida de sacerdote misionero ha sido siempre desde el inicio una motivación grande en esta búsqueda. Los misioneros del Corazón de María que venían a mi pueblo a predicar novenas y misiones en aquel entonces en un ambiente religioso muy popular en Castilla, causaban esa impresión de misioneros y atraían mucho a los que nos disponíamos a entrar al seminario. Por otra parte mi hermano José María había ya decidido entrar en el seminario de los Claretianos en la provincia de Bética y se mostraba cada día más satisfecho. (más…)