En este espacio encontrarás el testimonio de personas que viven la espiritualidad misionera de san Antonio María Claret. Ellos nos comparten cómo han encontrado en Claret un compañero de camino para vivir su espiritualidad como seguidores de Jesucristo misionero. El primer testimonio corresponde a un misionero claretiano de América Latina pero, poco a poco, intentaremos que aparezcan los escritos de diferentes personas de todos los rincones del mundo. Que este espacio fraterno nos ayude a todos a vivir con pasión renovada nuestro propio camino espiritual. Si quieres compartir tu propia experiencia no dudes en enviárnosla.

Encuentro con Claret a través de claretianos

Lo había oído muchas veces. Los Claretianos son misioneros que van a lugares donde otros no se atreverían a ir. Un lanzamiento promocional inteligente en un folleto publicado en el tablero de orientación de nuestra escuela. En ese momento, ya me habían aceptado para unirme al seminario Redentorista después de mi graduación. (más…)

El Padre Claret misionero

El P. Claret ha sido un referente desde mi infancia; con los de casa solía ir a la iglesia de la Merced, donde se veneraba su sepulcro, por la fiesta de la Virgen del Buen Suceso, en la misa de las 11,00 h cuando había algún familiar o conocido difunto, (más…)

EL Padre Claret misionero

El P. Claret ha sido un referente desde mi infancia; con los de casa solía ir a la iglesia de la Merced, donde se veneraba su sepulcro; por la fiesta de la Virgen del Buen Suceso, en la misa de las 11,00 h cuando había algún familiar o conocido difunto; y algunas tardes de domingo a los actos que se celebraban y también en la fiesta del Corazón de María y el día del P. Claret. (más…)

Claret en mi vida…

Juan José Chaparro, cmf.

En primer lugar debo decir que a diferencia y con mucha distancia de Claret, pareciera que no encuentro tiempo para escribir esto que me sugirieron mis hermanos Claretianos luego de mi estancia en Vic el año pasado, donde tan bien fui atendido, como también  lo hicieron los hermanos de Barcelona.

Fui el año pasado a estos lugares tan significativos para la familia claretiana, en un viaje que hice a Roma. (más…)

Mi CAMINO con Claret

Severiano Blanco, cmf.

ORÍGENES REMOTOS

Cuando yo tenía unos tres años jugaba inconscientemente con un objeto parecido a las conocidas “chapas” de tapar botellas de gaseosa; pero debía de ser de vidrio. Mi abuela Irene, haciendo excepción conmigo, me lo permitía, a pesar de que dentro había algo muy preciado para ella: “la reliquia del P. Gil”. Años más tarde comprendí que se trataba de una teca que contenía una reliquia del P. Claret. (más…)