En este espacio encontrarás el testimonio de personas que viven la espiritualidad misionera de san Antonio María Claret. Ellos nos comparten cómo han encontrado en Claret un compañero de camino para vivir su espiritualidad como seguidores de Jesucristo misionero. El primer testimonio corresponde a un misionero claretiano de América Latina pero, poco a poco, intentaremos que aparezcan los escritos de diferentes personas de todos los rincones del mundo. Que este espacio fraterno nos ayude a todos a vivir con pasión renovada nuestro propio camino espiritual. Si quieres compartir tu propia experiencia no dudes en enviárnosla.

Desde los mártires claretianos de Barbastro hasta Claret, todo un camino…

He tenido dificultad en escribir cómo ha sido mi encuentro con Claret, y haciéndolo he descubierto la riqueza de dones que han ido apareciendo en mi vida y de los que en algunos momentos no he sido muy consciente.

Soy la hija mayor de seis hermanos. (más…)

Sin saber cómo

Vicente Sanz , cmf.

La verdad es que no fue muy tempranero mi encuentro con Claret. Es cierto que con una madre arandina y viviendo en contacto con los claretianos de Buen Suceso, cerca de mi casa, se podría pensar lo contrario, pero no fue así. Cuando entré en el seminario claretiano a los 10 años yo estudiaba en un colegio de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y sabía más de San Juan Bautista de la Salle que de Claret. Y las cosas no fueron a mejor durante la formación, ni siquiera durante los 5 años que pasé en Roma como estudiante y donde ahora me encuentro. Para ser sincero comencé a descubrir a Claret en Segovia, mientras trabajábamos los formadores con los postulantes en un sencillo proyecto que titulamos Huellas de Claret. (más…)

Compañeros de viaje

C. Njayarkulam, cmf.

Que me convertiría en un Misionero Claretiano… un pensamiento así nunca se me pasó por la cabeza hasta los 15 años. Con seguridad quería convertirme en sacerdote, ya que yo, el séptimo en una familia de 8 hijos, había visto abrazar la vida religiosa a 4 de mis hermanos mayores: 3 hermanas se consagraron como Religiosas y mi siguiente hermano mayor, Mathew, se fue a Alemania para hacerse Claretiano. Mi intención era entrar en el seminario para ser sacerdote. (más…)

Mi experiencia con Claret

Evencio Cuñado cmf.

He de reconocer que mi experiencia con Claret fué apareciendo según iba creciendo en edad y en  responsabilidad Misionera. En mis primeros años del postulantado no recuerdo que nos hablaran de Claret. Sí algunos Misioneros venidos de Filipinas que pasaban por los centros de formación que nos hablaron de su labor en la Misión, fatigosa pero a la vez, gozosa y entusiasta y siempre misioneros al estilo de Claret. Trabajando por el Reino  con humildad y con filiación  al Corazón de María (más…)

¡Oh Claret, mi querido hermano!

Ken Masuda, cmf.

Para muchas personas Claret es un gran santo y misionero heroico que tuvo una gran influencia en la Iglesia y en la sociedad del siglo XIX. Pero para mí, es mi «oniichan», como llamamos en japonés con mucho cariño a un hermano mayor, ya que veo su presencia en cada uno de mis hermanos. Estoy convencido de que «Claret oniichan», mi querido hermanito Claret, sigue animándome cada día sin falta.

Mi primer encuentro con Claret fue gracias a la amistad con los padres claretianos de la parroquia claretiana de Hirakata (Osaka), donde me bauticé y crecí en la fe cristiana. Recuerdo que los padres claretianos trabajaban siempre incansablemente para la felicidad de los fieles sin dejar nunca de sonreir. (más…)