En este espacio encontrarás el testimonio de personas que viven la espiritualidad misionera de san Antonio María Claret. Ellos nos comparten cómo han encontrado en Claret un compañero de camino para vivir su espiritualidad como seguidores de Jesucristo misionero. El primer testimonio corresponde a un misionero claretiano de América Latina pero, poco a poco, intentaremos que aparezcan los escritos de diferentes personas de todos los rincones del mundo. Que este espacio fraterno nos ayude a todos a vivir con pasión renovada nuestro propio camino espiritual. Si quieres compartir tu propia experiencia no dudes en enviárnosla.

Mi encuentro con Claret

Corría el año 1951. Mi hermano de 6 meses había tragado una pequeña cruz metálica de 8 puntas, de esas que se usaban con aceite y en el medio estaba el pabilo para luz de noche. (más…)

La Búsqueda de Dios y Su Voluntad…

“Buscad primeramente el reino de los cielos y el hacer lo que es justo delante de Dios, y todas esas cosas se os darán por añadidura”. Mateo 6, 33.

 “Las pasiones hacen vivir al hombre, la sabiduría sólo le hace durar” (Chamfort).

 “Si la pasión, si la locura no pasaran alguna vez por las almas… ¿Qué valdría la vida?” (Jacinto Benavente) (más…)

Claret en mi vida y en mi apostolado

Cuando miro hacia atrás para conocer mi primer contacto con S. Antonio Maria Claret me tengo que remontar a los años de  Postulantado en Alagón y Barbastro. Fue allí donde empecé a descubrir sus rasgos admirables como misionero. Y ya sabemos que lo que se aprende de adolescente te acompaña toda la vida.

El Noviciado lo hice en Vic junto al sepulcro de nuestro Santo Fundador. Y ante sus reliquias hice mi primera Profesión el 16 de julio de 1959. (más…)

Después de mucho discernimiento me encontré con Claret

El haber cursado mis primeros años de formación académica en escuela pública, aunque en aquel entonces todavía, en mis maestros había ese encuentro con Dios; al terminar la Primaria hubo una celebración Eucarística en acción de gracias con mucha devoción. Más tarde la Secundaria y la Normal de Maestros la cursé en Colegio Salesiano.  Allí da comienzo la llamita de la Misión, pero en tierras lejanas, escuchando las historias de religiosas que se encontraban bajo la Cortina de Hierro en la Unión Soviética. (más…)

Todo empezó con un libro

Gonzalo Fernández Sanz, cmf.

Hasta los 9 años nunca había oído hablar de san Antonio María Claret. Lo conocí por primera vez cuando en septiembre de 1967 fui matriculado en el Colegio Corazón de María que los Misioneros Claretianos regentaban en Aranda de Duero, una población castellana que llegó a ser sede del Gobierno General de la Congregación desde 1906 a 1912. En la vieja iglesia, demolida hace más de cuarenta años, había una estatua del Fundador. Yo la veía todos los domingos, pero confieso que me atraía mucho más la hermosa imagen del Corazón de María entronizada en su camarín (más…)