En este espacio encontrarás el testimonio de personas que viven la espiritualidad misionera de san Antonio María Claret. Ellos nos comparten cómo han encontrado en Claret un compañero de camino para vivir su espiritualidad como seguidores de Jesucristo misionero. El primer testimonio corresponde a un misionero claretiano de América Latina pero, poco a poco, intentaremos que aparezcan los escritos de diferentes personas de todos los rincones del mundo. Que este espacio fraterno nos ayude a todos a vivir con pasión renovada nuestro propio camino espiritual. Si quieres compartir tu propia experiencia no dudes en enviárnosla.

Celebrando los 90 años de un Claretiano

El Claretiano Pedro María Casaldàliga i Pla, nació el 16 de Febrero 1928 en Balsareny (Provincia de Barcelona, España). Hizo su Profesión Religiosa como Claretiano el 8 de Septiembre 1945. Fue ordenado Sacerdote el 31 de Mayo 1952. Después de la celebración del Capítulo General de los Claretianos en 1967, en el cual él participó, se ofreció para ir como misionero al Brasil. (más…)

Anton Mª Vilarrubias Codina, CMF.

A. Mª Vilarrubias, cmf

Nací el día 26 de septiembre de 1939 en Igualada, población de la Provincia de Barcelona. Los padres vivían la fe cristiana tradicional con convicción y ejemplaridad.

Somos cinco hermanos, yo soy el tercero. El hijo segundo de la familia es el P. Josep Vilarrubias cmf. de la Comunidad claretiana de Lleida, provincia claretiana de Cataluña.

Nuestro padre tenía un primo que era misionero claretiano, el P. Salvador Vilarrubias cmf. Durante la guerra civil española, (más…)

Claret: el fuego hace fuego

Pilar Pérez, fc.

Pequeña autobiografía:

Me llamo Pilar Pérez Bernal, aunque todos los “míos” me llaman Pily.

Nací en Madrid hace 44 años. Estudié en el colegio que las Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza tienen en la calle Princesa y con 18 años ingresé en el noviciado de esta congregación. (más…)

Claret: pasión, creatividad y estrategia

Màxim Muñoz, cmf.

Nací en el suroeste de España (Extremadura) y con 7 años emigré con mi familia hacia el noreste (Catalunya). A mis 10 años, mis padres me “metieron” en el seminario menor que los Claretianos teníamos en Sant Boi de Llobregat (a 25 km de Barcelona).Seguramente me lo consultaron, pero no lo recuerdo. Se lo sugirió el párroco claretiano, P. Carles Masó, que marcó mis primeros pasos como seminarista por su sencillez, coherencia personal, profundidad espiritual y gran espíritu de servicio a tantas familias emigradas con graves problemas de trabajo, vivienda, educación, adaptación al nuevo contexto. (más…)

Mi experiencia de Claret

S. G. Agualada Jr., cmf.

La primera vez que oí hablar de San Antonio María Claret y de los claretianos fue en 1985 cuando estaba en cuarto curso de mi escuela secundaria en el Ateneo de Naga, una escuela dirigida por los jesuitas. Yo tenía apenas 16 años entonces. Fue unas semanas antes de septiembre cuando todo el conjunto de estudiantes mayores se preparaba para una competición de desfile cívico-militar como parte de la celebración en la ciudad de Naga de casi un mes entero de la Fiesta de Nuestra Señora de Peñafrancia, (más…)