5 de junio

«¿Hasta cuándo han de ser más prudentes, celosos y activos los hijos de las tinieblas que los de la luz? Pues si los protestantes e impíos no se cansan de expender libros malos, hojas sueltas y toda especie de escritos perniciosos y estampas obscenas, ¿por qué no haremos otro tanto nosotros en el buen sentido?» (Carta ascética… al presidente de uno de los coros de la Academia de San Miguel. Barcelona 1862, p. 46; editada en EC II, p. 604).

PALABRA VIVIENTE

En continuidad con lo que fue su propia vida, Claret invita a valerse de todos los medios de apostolado. Dios debe ser conocido, amado y servido. Para lograrlo, deben ponerse en acción todos los recursos imaginables. El apóstol ha de ser la persona sagaz y creativa que intuye en cada tiempo y lugar (más…)

4 de junio

«Oh Virgen y Madre de Dios, yo soy como una saeta puesta en vuestra mano poderosa; arrojadme, madre mía, con toda la fuerza de vuestro brazo, contra el impío, sacrílego y cruel Ajab, casado con la vil Jezabel» (Aut 270).

MARÍA, MUJER VICTORIOSA

«Soy como una saeta en vuestra mano poderosa». Claret utiliza en su oración el símbolo de la flecha, imagen rara vez aplicada a la relación con María. El contexto de esta oración es apocalíptico: se escenifica dentro del combate escatológico entre Dios y las fuerzas del mal, personificadas estas en el perverso Ajab, rey de Israel (1Re 16).

La vocación de Claret mantuvo una vivísima tensión apocalíptica, ya desde su primera infancia. (más…)

2 de junio

«¡La fe y la razón! He aquí dos cosas que pueden fácilmente hermanarse entre sí, usando de ellas como corresponde. En cada uno de nosotros hay dos instintos, dos necesidades igualmente innatas, igualmente fuertes e indestructibles, con relación a la verdad: la necesidad de creer y la necesidad de razonar» (El ferrocarril. Barcelona 1857, p. 28s).

FE Y RAZÓN

Nos movemos en nuestra sociedad dentro de un cambio cultural muy amplio, invadidos por un modo de vida en el que Dios es el gran ausente. No se trata simplemente del reconocimiento de la justa autonomía de las realidades temporales en sus instituciones, algo que es enteramente compatible con la fe cristiana y hasta directamente favorecido y exigido por ella, (más…)

30 de mayo

«La otra clase que más me llamaba la atención era la clerical. ¡Oh si todos los que siguen la carrera eclesiástica fueran hombres de verdadera vocación, de virtud y de aplicación al estudio! ¡Oh qué buenos sacerdotes serían todos! ¡Qué de almas se convertirían!»

(Aut 326).

QUE LA SAL NO SE VUELVA SOSA

En la comunidad cristiana no se pone en tela de juicio hoy día la necesidad del ministerio ordenado para el servicio de los fieles que la integran. La figura de los sacerdotes es clave para el camino espiritual de cada comunidad. Eso no obsta para saludar como bienvenida, sin embargo, a una cierta desclericalización de la Iglesia, otorgando a la vez un mayor protagonismo a la vocación laical. (más…)

29 de mayo

«En los niños solo hay el trabajo de plantar, y en los adultos de arrancar y de plantar. Hay además otra ventaja, que con los niños se conquistan los grandes, y con los hijos a los padres, porque los hijos son pedazos del corazón de los padres. Y además, dándoles, en premio de su asistencia [a la catequesis] y aplicación, alguna estampita, los padres y los adultos las leen en casa por curiosidad, y no pocas veces se convierten, como lo sé por experiencia» (Aut275).

CREATIVIDAD EN LA TRANSMISIÓN DE LA FE

Es opinión generalizada entre los entendidos de la psicopedagogía que la mayor capacidad de aprendizaje del niño se da en su edad más temprana. Sostienen, además, la necesidad de que exista un incentivo por parte del ambiente y de los adultos para que los niños crezcan motivados (más…)

28 de mayo

«…Van a suceder novedades. Ya sabe que yo nunca me meto en política, pero no pocas veces la política se echa sobre los hombres y no fuera extraño que la política se echara sobre mí y tuviera que ausentarme del lado de Su Majestad y aun de España» (Carta a D. Manuel Miura, 19 de julio de 1865, en EC II, p. 910s).

CONFIANZA EN LA DIVINA PROVIDENCIA

Ni Claret ni nadie ha podido elegir la época en que le hubiera gustado vivir. «Van a suceder novedades», escribía Claret siendo a la sazón confesor real. Ni él ni nadie podía prever exactamente cómo y cuándo llegarían esas novedades. Ni le fue posible controlar las crisis sociales o eclesiales desencadenadas por la política del siglo xix. Tampoco en los últimos años hemos podido evitar la crisis que alcanza de una forma u otra a buena parte de nuestro mundo. (más…)

27 de mayo

«…Ayer cuando iba (a la iglesia), he aquí que los que estaban frente a la Iglesia en lugar de oír misa, al punto que me vieron se retiraron, echando maldiciones y apodos directos sobre mi persona; mas no todos se retiraron… Recelo que yo… queriendo imitar a Jesucristo, que echó del atrio del templo a los indevotos, me suceda alguna desgracia. Lo que participo a Usted a fin de poner remedio a tanto mal. De otra suerte me vería precisado a pasar a otra parroquia por no tener que estar aquí continuamente luchando con estos y otros, que la prudencia me manda callar» (Carta al alcalde de Sallent, 2 de mayo de 1836, en EC I, p.77).

EL MISIONERO ES PACIENTE

James Hudson Taylor dijo: «Hay tres requisitos para los misioneros: paciencia, paciencia y paciencia». (más…)

26 de mayo

«Me ejercitaré en estas jaculatorias: ¡Ay Jesús mío! Así como el agua se junta al vino en el santo sacrificio de la Misa, así deseo yo juntarme con Vos y ofrecerme en sacrificio a la Sma. Trinidad. ¡Ay Jesús mío! ¿Qué queréis que haga por vuestro amor? No deseo otra cosa que conocer vuestra voluntad para cumplirla cueste lo que costare»(Propósitos del año 1857; en AEC p. 682).

JACULATORIAS

Se llaman «jaculatorias» aquellas formas breves de oración con las que, desde muy antiguo, los creyentes se han dirigido a Dios en las más diversas circunstancias. Muchos se han beneficiado con la propuesta del célebre libro El Peregrino ruso. Por su parte, Claret consideraba las jaculatorias como «los respiros del alma que ama a Dios» (cf. EE p. 89). (más…)

25 de mayo

«Dichoso el hombre que es fiel… que no presume de sí, sino que pone toda la confianza en Dios, no se atribuye nada a sí y todo a Dios; que no habla de sí ni para alabarse ni para despreciarse, sino que calla; que piensa que lo que hace, lo hace de Dios, por Dios y para Dios»(Notas sobre el Concilio Vaticano I, en AEC, p. 579).

¿QUÉ SIGNIFICA FIDELIDAD?

Todos tenemos un conocimiento experiencial de lo que es «fidelidad». En la amistad, en la vida conyugal, en el ámbito laboral… Ella expresa la calidad de nuestras relaciones con quien está presente en nuestra vida y significa algo para nosotros. Fidelidad tiene que ver con «fe», elemento fundamental en la convivencia humana, que implica aceptación del otro como persona y, luego, de su palabra y de su testimonio. (más…)

24 de mayo

«Jesucristo pidió al eterno Padre perdón para los que le crucificaban. Y nos enseñó cómo hemos de perdonar y amar a nuestros enemigos»

(Reloj de la pasión, en EE p. 199).

AMPLITUD DE CORAZÓN

No es fácil perdonar a quien nos ha ofendido; la tendencia a la venganza o el rencor parece innata. Pero Jesús pasó repartiendo perdón gratuito y desde la cruz pidió perdón para sus verdugos. Vivió su consigna de perdonar a los enemigos (cf. Mt 5,44). En la oración enseñada a sus discípulos presenta nuestra opción por el perdón a los ofensores como signo de nuestra acogida del perdón del Padre (cf. Mt 6,14; 18,35), y solo quien ha perdonado puede presentar a Dios una ofrenda agradable (cf. Mt 5,24). (más…)