30 de marzo

«…Me dirijo al Señor y le digo con todo mi corazón: ¡Oh Señor mío, Vos sois mi amor! ¡Vos sois mi honra, mi esperanza, mi refugio! ¡Vos sois mi vida, mi gloria, mi fin! ¡Oh amor mío! ¡Oh bienaventuranza mía! ¡Oh conservador mío! ¡Oh gozo mío! ¡Oh reformador mío! ¡Oh Maestro mío! ¡Oh Padre mío! ¡Oh amor mío!» (Aut 444.6).

DIOS, MI TODO

Este texto fue redactado en el siglo XIX, y por Claret, quien nunca presumió de dominar con brillantez la lengua castellana. Por lo demás, desde la época del barroco, el lenguaje de la espiritualidad se había vuelto recargado y, a veces, meloso y «sensiblero».

Lo que predomina en estas expresiones de Claret es la «pasión», su corazón lleno a rebosar. (más…)

29 de marzo

«La humildad es como la raíz del árbol, y la mansedumbre es el fruto»(Aut372).

RAÍZ Y FRUTO DE LA VIDA CRISTIANA

En la actualidad se habla mucho de autoestima, necesaria para unos mínimos de salud mental; no es sano despreciarse a sí mismo. El Evangelio, con sus conocidas paradojas, es capaz de compaginar autoestima y modestia. Jesús invitó a sentirse pequeños, pero no despreciables. A nadie acomplejó; más bien fue un portador de salud psíquica al afirmar la dignidad de hijo de Dios que posee todo ser humano. A los pecadores públicos les aseguró la acogida y recuperación por obra de Dios: «Hoy ha entrado la salvación a esta casa» (Lc 19,9), dijo refiriéndose a Zaqueo. Y a la mujer encorvada la curó, incluso trasgrediendo el sábado, porque, (más…)

28 de marzo

«A fin de poder dar y vender a la mayor baratura posible, pensé poner una Imprenta Religiosa bajo la protección de María Santísima de Monserrat, como patrona que es de Cataluña, y del glorioso San Miguel» (Aut329).

SER HOY LUZ DEL MUNDO

En la época de Claret tuvo un gran auge la imprenta en España; el siglo xix posibilitó que las masas dejaran de ser analfabetas y accediesen a la lectura. Era una de esas épocas de superación del umbral de la ignorancia, esto es, de superación de aquello que mantenía al pueblo en una seria limitación cultural.

En todas estas coyunturas aparecen en el mapa de la realidad algunas personas y grupos que se preocupan por acompañar los procesos de crecimiento (más…)

27 de marzo

«¡Oh Dios mío, quién pudiera hacer que nadie os ofendiese! Antes bien, ¡quién me diera el haceros conocer, amar y servir de todas (las) criaturas! Esta es la cosa única que deseo; lo demás no me merece la atención» (Aut641).

QUE TE AME Y TE HAGA AMAR

«De la abundancia del corazón habla la boca» (Mt 12,34). Esta máxima de Jesús puede aplicarse perfectamente a Claret. Leyendo y releyendo sus escritos, aparecen de manera espontánea estas expresiones salidas del buen tesoro de su corazón en las que expresa su intensa relación filial para con Dios, el Padre, y su profundo deseo de que Él sea por todos conocido, amado y servido.

Evidentemente, se trata de un conocimiento experiencial, (más…)

26 de marzo

«Yo muchas y muchas veces cada día le pido a Jesús que me dé a conocer qué es lo que quiere que se haga respecto de nuestro proyecto, porque estoy pronto para trabajar y morir por su amor. Algunas veces me ha dicho interiormente que todavía no era hora, lo he consultado a personas celosas y de toda mi confianza y me dicen lo mismo» (Carta a la M. Antonia París, 2 de diciembre de 1864, en EC II, p. 838).

DISCERNIR LA VOLUNTAD DE DIOS

La pregunta de Saulo en el camino de Damasco: «Señor, ¿qué quieres que haga?» (Hch 22,10) se repite en muchas encrucijadas de la vida. Claret se la formuló cuando, en plena juventud, vio cuestionado su posible éxito en la fabricación textil: «Me hallé como Saulo por el camino de Damasco; me faltaba un Ananías que me dijese (más…)

25 de marzo (La Anunciación del Señor)

«El Corazón de María fue Templo del Espíritu Santo y más que templo, pues de la purísima sangre de ese Corazón formó el Espíritu santo la Humanidad Santísima en las purísimas y virginales entrañas de María en el gran misterio de la Encarnación» (Carta a un devoto del Corazón de María, en EC II, p. 1.500).

CORAZÓN DE MARÍA, TEMPLO DEL ESPÍRITU

Todos los títulos marianos quieren poner de relieve, desde diversas perspectivas, el papel relevante de María en el misterio de la Encarnación del Verbo. En ella –«Madre de Dios»– se origina la salvación, la verdadera felicidad de la humanidad.

Claret ve en el título e icono (más…)

24 de marzo

«El alma que con la meditación no se remonta en alas de la fe hasta el Criador de estas cosas, que es más hermoso que todas ellas… el alma a quien la oración no le ha proporcionado jamás (porque no la ha hecho) la fruición anticipada de los deleites infinitos del cielo, está indefensa contra los atractivos de las bellezas terrenas; pasando de un ídolo a otro, acabará por adorarlo todo menos a Dios…» (Carta ascética… al presidente de uno de los coros de la Academia de San Miguel. Barcelona 1862, p. 25; editada en EC II, p. 592).

ADORAR AL DIOS VERDADERO

Isaac Newton dijo: «Puedo coger mi telescopio y escrutar millones de kilómetros en el espacio, pero puedo acercarme más al Dios del cielo con la oración que con todos los telescopios de la tierra». (más…)

23 de marzo

«¡Qué estrecho y apocado es el corazón humano para recibir lo penoso y contrario a sus terrenas inclinaciones! ¡Cómo se indigna con los trabajos!… ¡Qué impaciente los recibe, qué insufrible juzga todo lo que se opone a su gusto! ¡Y cómo olvida que su Maestro y Señor los padeció primero y los acreditó y santificó en sí mismo!» (Propósitos del año 1864, en AEC pp. 674-675).

LA CIENCIA DEL CORAZÓN

Claret tomó estos pensamientos para su reflexión personal de la M. Ágreda, escritora espiritual del siglo xvii. Pero, siendo todavía un joven misionero, él mismo escribiría en 1844 un opúsculo con otra clave y con consejos para quien pudiera tener su misma vocación: Avisos a un sacerdote. Allí toca también el tema del corazón (p. 12; o en EE p. 244). (más…)

22 de marzo

«Pensaré que Dios me está mirando. Pensaré que Dios me está hablando con inspiraciones y disposiciones… Yo le contestaré con jaculatorias. Yo le ofreceré cada cosa que haré o aquello de que me abstendré. Aceptaré el cáliz de la pasión cuando me brindara con alguna pena o trabajo» (Propósitos del año 1859, en AEC p. 687).

REFERENCIA PERMANENTE

El Dios de la biblia es el Dios vivo. Vive en relación con la humanidad, habla a su pueblo, le revela su nombre, es decir, su ser, y se compadece de su sufrimiento (cf. Ex 3,7). Él quiere vivir en diálogo con los suyos: «Escucha, Israel»; es el Dios de la ternura, que se llama Padre y tiene rasgos de Madre («entrañas»); es el Dios que fija la mirada amorosa en su pueblo y este le pide: (más…)

21 de marzo

«Jesucristo instituyó el Santísimo Sacramento para poder quedarse hasta la consumación de los siglos. ¡Qué amor! Por amor y gratitud debemos asistir a la misa, visitar el Sacramento y recibirlo en la comunión con fervor» (Reloj de la pasión, en EE p. 198).

AMOR Y GRATITUD A JESÚS-EUCARISTÍA

La presencia de Dios en medio de su pueblo es contemplada por el profeta Isaías en la figura del «Emmanuel» (cf. Is 7,14); el evangelista Mateo la ve realizada en la persona de Jesús, el «Dios-con-nosotros» (Mt 1,23), presencia que nos acompañará hasta el fin del mundo (cf. Mt 28,20). Y desde aquí puede entenderse también la Eucaristía, que es presencia viva de Jesús, según sus palabras en la última cena: (más…)