10 de enero

«Había pasajes que me hacían tan fuerte impresión, que me parecía que oía una voz que me decía a mí lo mismo que leía» (Aut 114).

ESCUCHA PERSONAL DE LA PALABRA

Lo que Claret nos cuenta con esa frase tan breve y sencilla es su manera personal de leer la biblia: «escuchando» en el texto la Palabra de Dios y acogiéndola para hacerla vida. Leía la biblia activando la fe y la confianza en Dios, poniendo el corazón en sintonía con Él y deseando conocer su voluntad para cumplirla. Era un método de lectura que hoy llamaríamos «existencial». La suya, por lo tanto, no era una lectura meramente informativa de la biblia, sino “transformante”.

Claret consultaba con frecuencia algunos comentarios selectos sobre los textos (más…)

9 de enero

«[Un hijo del Inmaculado Corazón de María] no piensa sino cómo seguirá e imitará a Jesucristo…» (Aut494).

IMITAR A CRISTO

Claret fue un hombre totalmente centrado en la persona de Jesús. Su único objetivo fue seguirle e imitarle en sus actitudes y hasta en su manera de predicar y en su estilo itinerante yendo de una población a otra.

Se puede decir que Claret deseaba hacer suyo hasta el más mínimo rasgo del modo de actuarde Jesús: se preguntaba cómo comía y vestía Jesús, cómo hacía los viajes, cómo era su economía, quiénes eran sus amigos, cómo organizaba la jornada, cómo se comportaba con su madre y con su Padre celestial… (cf. Aut 428-437).

Pero no se quedaba (más…)

8 de enero

«…Y yo después, por devoción a María Santísima, añadí el dulcísimo nombre de María, porque María Santísima es mi Madre, mi Madrina, mi Maestra, mi Directora y mi todo después de Jesús. Y así mi nombre es: Antonio María Adjutorio Juan Claret y Clará» (Aut5).

IDENTIDAD MARIANA

Nuestro nombre nos identifica porque de alguna manera representa nuestra identidad. Cuando alguien pronuncia nuestro nombre sabemos que se refiere a nosotros. Pero el nombre, normalmente, nos lo ponen al nacer sin que nosotros podamos intervenir.

Representa en parte la herencia recibida, que nosotros agradecemos y acogemos, pero que debemos desarrollar de forma propia y creativa. En el caso de Claret, sus tres nombres de pila (más…)

7 de enero

«Una mujer para hacerse santa, es preciso que se valga de los medios con que se adquiere la santidad; es decir, ha de frecuentar los santos sacramentos, ha de hacer mucha oración mental, ha de practicar muchas mortificaciones […], en una palabra, ha de estar toda atenta a ver cómo podrá agradar del todo a Dios; por consiguiente ha de estar despegada del mundo, libre de respetos y sujeciones, y desprendida de los mismos bienes que por fuerza ha de poseer, y que el mundo tanto ama»

(Religiosas en sus casas o las Hijas del Santísimo e Inmaculado Corazón de María. Barcelona 1850, p. 24. Ed. crítica, en Madrid 1990; p. 73s).

SANTIFICACIÓN DE LA MUJER

(más…)

6 de enero

«Por cierto que no basta ni es suficiente para cumplir como buenos cristianos el que asistamos a la santa misa y comulguemos en ella para hacernos más participantes de los méritos de Jesucristo…» (Carta ascética… al presidente de uno de los coros de la Academia de San Miguel. Barcelona 1862, p.40; editada en EC II, p. 601).

LA MISA NUESTRA DE CADA DÍA

En muchos lugares, la participación en la celebración eucarística ha disminuido sensiblemente. En otros ambientes la concurrencia es excelente pero, tal vez, con el riesgo de quedarse en un bello espectáculo.

Sería oportuno insistir en hacer de la Eucaristía «la vida nuestra de cada día», aprendiendo a ofrecernos a nosotros mismos con Cristo, que se ofrece por la redención del mundo; (más…)

5 de enero

«Quien más y más me ha movido siempre es el contemplar a Jesucristo cómo va de una población a otra, predicando en todas partes» (Aut 221).

CONTEMPLANDO A JESÚS

Siendo novicios, oíamos a nuestro maestro repetirnos con alguna frecuencia: «No solo los verbos, a veces son más importantes los adverbios». Desde aquel entonces empezamos a entender que no solo se trata de «hacer» determinadas acciones, sino sobre todo de hacerlas «bien».

He recordado aquella anécdota leyendo la frase de Claret y mi atención se ha detenido, sobre todo, en dos adverbios: «Más y más» y «siempre».

«Más y más» puede ser entendido de dos maneras: (más…)

4 de enero

«Una de las causas principales por que caen tantas almas en el infierno es el vivir al acaso; por esto, los santos, y especialmente San Gregorio Nacianceno, creen tan importante y necesario un reglamento de vida, que dicen ser el fundamento y la base de las buenas o malas costumbres y, por consiguiente, la causa de la salvación o condenación» (Avisos a un sacerdote,en EE p. 250).

PROYECTO PERSONAL

Tener claridad en lo que pretendemos facilita establecer un horizonte hacia donde dirigir nuestra vida.Por el contrario, caer en el sin sentido de la vida nos conduce a enterrar y a perder lostalentos con que Dios, por pura gratuidad, nos ha enriquecido. Establecer unas metas definidas para la vida nos compromete a trazar y recorrer un sendero. (más…)

3 de enero

«Yo voy continuando en el cumplimiento de mi ministerio, confesando a Su Majestad y dando lección de religión a Su Alteza; he hecho mis ejercicios en los Paúles, desde entonces voy predicando en los conventos y establecimientos, hemos empezado las conferencias al clero y cada vez va aumentando el número, en el mes que viene empezaremos los ejercicios espirituales al clero; también daré ejercicios a los seglares» (Carta a D. Dionisio González, 8de agosto de 1857, en EC I, p. 1.386s).

HACER SIEMPRE LO QUE HAY QUE HACER

La vida es un continuar, un mirar hacia delante y seguir. Y Dios tiene un camino para cada persona (una vocación personal). Nos resuenan dentro aquellas palabras del poeta León Felipe: (más…)

2 de enero

«El Corazón de María es hoy en día un Corazón vivo, animado y sublimado en lo más alto de la Gloria… es el trono desde donde se dispensan todas las gracias y misericordias» (Carta a un devoto del Corazón de María, en EC II, p. 1.500).

CORAZÓN DE MARÍA TRONO DE MISERICORDIA

El día 1 de noviembre del año 1950, millones de entusiastas estábamos pegados al aparato de radio –en España no había aún TV– para escuchar la voz estremecida de Pío XII: «… Pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma de revelación divina que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celeste».

Claret hubiera explotado (más…)

1 de enero (Inicio de año)

«Propongo nunca jamás perder un instante de tiempo, por lo que estaré siempre ocupado, o en el estudio o en la oración, predicación, administración de sacramentos, etc.»(Aut647).

UNA VIDA ORDENADA Y CON SENTIDO

Claret fue una persona metódica en aquello que consideraba fundamental en su vida. Su intensa actividad pastoral le obligaba a horarios muy diversos. Con todo, algunas fidelidades las mantuvo de manera constante: la oración diaria, particular y litúrgica, la lectura de la Palabra de Dios, la celebración de la Eucaristía, el estudio o preparación necesaria para la predicación.

Sapía mantenerse fiel a las prioridades (más…)