4 de octubre (San Francisco de Asís)

«Cuando uno es pobre y lo quiere ser y lo es de buena voluntad y no por fuerza, entonces gusta la dulzura de la virtud de la pobreza y, además, Dios le remedia…» (Aut364).

LA POBREZA QUE NO DUELE

Existe una pobreza-virtud, pobreza elegida, y existe una pobreza que es miseria forzada. La primera humaniza y hace libre; la miseria forzada deshumaniza, a veces embrutece y hasta conduce a la delincuencia; a la miseria económica se asocia con facilidad la miseria cultural y moral.

La bienaventuranza de la pobreza ocupa el primer lugar, tanto en Lc 6, 20ss como en Mt 50,3ss. Pero no tiene el mismo sentido ni la misma formulación en ambos evangelistas. (más…)

3 de octubre

«Jesucristo en el santísimo Sacramento es nuestra vida moral y física. Moral, que consiste en conocer y amar, y el objeto y alimento del entendimiento es la verdad, y Jesucristo es la misma verdad esencial, y el objeto y alimento de la voluntad es la bondad, y Jesucristo es la bondad y caridad por esencia» (Carta ascética… al presidente de uno de los coros de la Academia de San Miguel. Barcelona 1862, p. 27; editada en EC II, p. 594).

JESÚS DA CONOCIMIENTO Y AMOR

Si algo desea con ardor el ser humano es la vida en plenitud y la verdad que conduce a la libertad de hijos de Dios. Los santos lo sabían muy bien y corrían derechos a la fuente de la verdad y de la vida. Ese manantial se encuentra escondido en la Eucaristía, que es el sacramento del amor. La verdad y la vida son como dos raíles (más…)

2 de octubre

«Las sociedades están desfallecidas y hambrientas desde que no reciben el pan cotidiano de la Palabra de Dios. Todo propósito de salvación será estéril si no se restaura en su plenitud la gran palabra católica»

(Aut 450).

EL PAN DE LA PALABRA

Este párrafo –original de J. Donoso Cortés– se lo apropió Claret en una época en que en España, debido a la supresión de las órdenes religiosas por el poder civil, apenas había predicación. Claret percibió como pocos esa gran carencia y se lanzó a remediarla. Y se definió a sí mismo como muy inclinado a confesar y exhortar al pueblo, «tanto que en estos ejercicios –decía– soy infatigable» (AEC, p. 528). (más…)

1 de octubre

«La palabra ha sido, es y será siempre, la reina del mundo»

(Aut 449).

LA PALABRA, REINA DEL MUNDO

Cuando san Pablo se despide definitivamente de los presbíteros de Éfeso, les indica sus deberes como «responsables del rebaño de Dios», recordándoles la fidelidad con que él ha intentado cumplir su propio encargo de apóstol y piensa seguir cumpliéndolo: «A mí no me importa la vida, con tal de llevar adelante el ministerio que recibí del Señor Jesús…» (Hch 20, 24). En un momento delicado de su vida, Claret tuvo que hacer un serio discernimiento acerca de si seguir exponiéndose a determinadas persecuciones o no; como Pablo, dice que no le importa (más…)

30 de septiembre

«El hacer y el sufrir son las grandes pruebas del amor»

(Aut424).

LAS GRANDES PRUEBAS DEL AMOR

En una consigna solemne a sus misioneros, Claret les advierte que deben arder en caridad y que no deben sino pensar en «cómo imitar a Jesucristo en trabajar y sufrir» (Aut 494). En estas palabras define lo que ha sido su propia vida: un continuo «desvivirse». Un poeta español del siglo xix dice acerca de sus compaisanos: 

«Me enseñaron a rezar, / enseñáronme a sentir / y me enseñaron a amar; / y, como amar es sufrir /, también aprendí a llorar» (J. M. Gabriel y Galán). Y otro más reciente escribió: «Llegó con tres heridas: la de la muerte, la del amor y la de la vida» (Miguel Hernández). (más…)

29 de septiembre

«He visto ser ésta una época en que el egoísmo ha hecho olvidar los deberes más sagrados que el hombre tiene con sus prójimos y hermanos, ya que todos somos imágenes de Dios, hijos de Dios, redimidos con la sangre de Jesucristo y destinados para el cielo» (Aut358).

ALTERNATIVA AL EGOÍSMO

Claret describe aquí su opción personal de pobreza en su época de misionero popular por Cataluña. Frente a la degradación del ser humano que se hace esclavo de las cosas en vez de señor de ellas, él presenta su libertad personal: era tan libre que no tenía necesidades. Su preocupación consistía en imitar al Jesús del Evangelio tan literalmente como le fuera posible, y en que nadie interpretase su trabajo apostólico como un mediode enriquecerse. (más…)

28 de septiembre

«En aquellos tiempos tan calamitosos, no solo tenía que proceder con esa cautela, sino que además no se podía dar a la función nombre de misión, sino de Novena de ánimas, de la Virgen del Rosario, del Smo. Sacramento, de tal Santo, para no alarmar a los constitucionales» (Aut292).

EL VALOR TESTIMONIAL DE UNA FE VIVA

En el Evangelio nos encontramos con este párrafo muy sugerente: «Yo os envío como a ovejas en medio de lobos: sed entonces astutos como serpientes y sencillos como palomas…

Cuando os entreguen, no os preocupéis de cómo vais a hablar o qué vais a decir: lo que debáis decir se os dará a conocer en ese momento,porque no seréis vosotros los que habléis, sino que el Espíritu de vuestro Padre  hablará por vosotros» (Mt 10,16-20). (más…)

27 de septiembre

«A veces somos perseguidos y calumniados sobre cosa que no hemos hecho; pero ya somos culpables en otras cosas, y Dios nos cubre, y así cobramos alabanza sobre lo que sufri­mos con inocencia y paciencia y satisfacemos por nuestras faltas ocultas o pasadas»

(Propósitos del año 1858, en AEC p. 685).

EL TESTIMONIO, MEJOR QUE LA CRÍTICA

La crítica o la calumnia crean muros entre las personas. Y el evangelizador es, sobre todo, un constructor de puentes y de lazos de comunión de los hombres y mujeres entre sí y con Dios. Claret se propuso no quejarse ni defenderse en caso de ser acusado o calumniado (cf. Aut 422). Probablemente el motivo (más…)

26 de septiembre

«Tal vez alguno extrañará que yo me entrometa a hablar de Agricultura y quizás admirado dirá: ¿A qué viene que un Prelado se ocupe de estas materias cuando su elemento es la Sagrada Teología y los Cánones y la moral cristiana? No hay duda que esta es mi principal obligación; pero no considero fuera de razón el ocuparme en la propagación y perfección de la Agricultura, ya porque influye poderosamente en la mejora de las costumbres, que es mi principal misión, ya también por la abundancia y felicidad que trae a los hombres, las que estoy obligado a procurarles en cuanto pueda, a quienes tanto amo»

(Reflexiones sobre la agricultura, en SC 10 (1992) 144 y en EP, Madrid, 1998, pp. 293-294).

PROCURAR UNA FELICIDAD INTEGRAL (más…)

25 de septiembre

«Se ha verificado lo que había predicho de tanto tiempo y tantas veces lo que está pasando en España. Yo me ofrecí por víctima y el Señor se dignó aceptar mi oferta, pues sobre mí han venido toda especie de calumnias, infamias, persecuciones, etc… No tenía otra cosa que el testimonio de mi buena conciencia; y así siempre me he quedado tranquilo y en silencio; no pensaba sino en Jesús» (Carta a la M. Antonia París, 21 de julio de 1869, en EC II, p. 1.410).

LLEVAR LOS SUFRIMIENTOS CON ELEGANCIA

Claret fue muy calumniado. Deja estupefacto ver el silencio con que soportó todas las calumnias. El sufrimiento fue un aspecto constante en su vida. Claret sufrió soledad en aquellos momentos hostiles, (más…)