15 de junio

«…Eres Sacerdote, eres un Prelado de la Iglesia, eres un ministro de Jesucristo» (Aut 585).

ESTIMA DE LA PROPIA VOCACIÓN

El atentado del que fue objeto el arzobispo Claret en Holguín (Cuba, 1856) le dio ocasión para redimensionar algunas realidades. Las circunstancias del atentado le brindaron la oportunidad de reflexionar en profundidad sobre el sentido de la vida, la felicidad o infelicidad de sus prójimos, su propia identidad como sacerdote, prelado, ministro de Jesucristo.

El «infeliz hombre» que atentó contra la vida del arzobispo no lo hizo –según interpretación del propio Claret– sino por inspiración diabólica; pero es probable que estuviera muy confundido y empujado inconscientemente por quienes, desde otros ámbitos, tramaban (más…)

14 de junio

«No es cosa ardua ni difícil el trabajar cuando se ve el grande fruto, la paga o gratitud que resulta del trabajo. Ninguno admira el trabajo del labrador porque se ve este trabajo recompensado con los frutos del campo o de la viña; pero trabajar sin ninguna de utilidad, recompensa o paga, antes al contrario no reportar otra cosa de su grande trabajo que ingratitud, y no obstante trabajar con esmero, infatigable y constantemente hasta traer la obra a cabo, esto requiere un héroe cristiano, y es propio de aquellas almas que, aunque viven en el mundo, no buscan nada del mundo, y en todos sus trabajos no tienen otro fin que la voluntad de Dios»

(El amante de Jesucristo. Barcelona 1848, p. 106).

TRABAJO ASUMIDO PARA AGRADAR A DIOS (más…)

13 de junio (Ordenación sacerdotal de Claret)

«Me ofrecía mil veces a su santo servicio, deseaba ser sacerdote para consagrarme día y noche a su ministerio, y me acuerdo que me le decía: Humanamente no veo esperanza ninguna, pero Vos sois tan poderoso, que, si queréis, lo arreglaréis todo. Y me acuerdo que con toda confianza me dejé en sus divinas manos, esperando que él dispondría lo que se había de hacer, como en efecto así fue…» (Aut40).

LA GENEROSIDAD NO CONOCE EDADES

A lo largo de la vida vamos albergando grandes ilusiones y hermosos sueños, que no siempre se han realizado. El niño Antonio Claret soñaba con una gran entrega y vio en el sacerdocio el medio de realizarla; fue ordenado (más…)

12 de junio

«El amor de Dios y del prójimo produce un efecto muy semejante al del fuego. El fuego de la pólvora hace saltar por los aires cualquier objeto que lo comprima, impele hacia arriba las balas y las bombas; el fuego del vapor hace correr a toda velocidad los vagones de los trenes y empuja los buques que surcan las olas del mar; así, el fuego del Espíritu Santo hizo que los santos apóstoles recorrieran el universo entero» (L’ egoismo vinto. Roma 1869, p. 60. Retrotraducido en EE p. 416-417).

EL FUEGO DEL ESPÍRITU IMPELE A LA MISIÓN

Estamos en la época de la revolución industrial; la fuerza y la velocidad se han convertido en una obsesión. Cuando Claret escribe sus artículos periodísticos sobre el amor de Dios los titula El ferrocarril. En un momento del diálogo entre (más…)

11 de junio

«¡Ay de mí, si no tuviese contradicción en el desempeño del sagrado ministerio! Yo mismo me tendría por sospechoso: estoy tan lejos de tener pena por esto [calumnias y persecuciones], que aun en ello me glorío a imitación del Apóstol» (Carta a D. Antonio Palau, 13 de agosto de 1846, EC, I, 159).

IMPERTÉRRITO ANTE LA CRUZ

Siempre causa impacto la vida de quienes han sabido vivir para los demás. Todos recordaremos nombres de personas cuya vida ha estado marcada por esa entrega a los más necesitados y a las causas de la justicia y de la fraternidad, que las ha llenado de sentido y las ha hecho luminosas e inspiradoras para muchos. Una vida así comporta sacrificios y privaciones. Pero se asumen con gozo porque se es consciente (más…)

10 de junio

«No hay cosa que tanto encienda la caridad y la conserve como el saber cada uno que el otro siente y habla bien de él. Séneca, tan convencido estaba de esta verdad, que decía: “Si quieres ser amado, ama”. Y, a la verdad, no hay medio más eficaz para hacerse amar que amar antes, porque el amor no se puede pagar sino con otro amor» (Carta ascética… al presidente de uno de los coros de la Academia de San Miguel. Barcelona 1862, p. 14; editada en EC II, p. 586).

AMOR INCONDICIONAL

De la persona a quien se quiere de verdad no se habla mal, porque no se quiere manchar su fama. El amor no implica ceguera; pero, aun cuando el que ama no pueda dejar de reconocer la verdad de las personas a las que ama, sabe excusar sus defectos, buscando las razones (más…)

9 de junio

«¡Ay Señor y Padre mío, no deseo más que conocer vuestra santísima voluntad para cumplirla, no quiero otra cosa más que amaros con todo fervor y serviros con toda fidelidad!» (Aut136).

PASIÓN POR LA VOLUNTAD DE DIOS

En su piedad personal, Claret abundaba en jaculatorias y expresiones espontáneas de acción de gracias, alabanza y ardientes deseos de conocer y cumplir la voluntad de Dios. Cumplir en todo la voluntad de Dios, su Padre, fue siempre para Claret casi una obsesión. Lo repetía insistentemente en sus propósitos y escritos.

En eso, como en todo, Claret quería imitar fielmente a Jesús. Quiso configurarse con el Jesús que se ocupaba de los asuntos (más…)

8 de junio

«Un día fui a la mar vieja, que llaman, tras la Barceloneta, hallándome en la orilla del mar, se alborotó de repente, y una grande ola se me llevó, después de aquélla, otra. Me vi de improviso muy mar adentro, y me causaba admiración el ver que flotaba sobre las aguas sin saber nadar; y, después de haber invocado a María Santísima, me hallé en la orilla del mar, sin haber entrado en mi boca ni una gota de agua» (Aut71).

PROTECCIÓN DE MARÍA

Claret se sintió muy protegido por «María Santísima» (así dice él casi siempre) en todo su vivir y en varias situaciones de peligro. Enumera muchas gracias obtenidas de María. Se sentía amado por la Virgen y él la amó desde niño con intensidad.

Son muchas las devociones (más…)

7 de junio

«Siempre profesé mucho amor a todos los viejos y estropeados… Y, cuando podía tener la dicha de conversar con algún anciano, era para mí la mayor satisfacción» (Aut19-20).

VENERACIÓN POR LOS ANCIANOS

En nuestra sociedad, daría la impresión de que solo los jóvenes pueden tener cabida. Los que por edad o discapacidad tienen que ir a un ritmo más lento, o necesitan que se les cuide de forma especial, se ven fácilmente arrinconados. Se considera que están anclados en el pasado, cuando todo tiene que planearse con vistas al futuro.

Ese es el destino trágico de nuestros ancianos, a menudo recluidos en residencias. La riqueza que poseen, que es la sabiduría y la experiencia, no se suelen valorar. Valoramos mucho los conocimientos tecnológicos (más…)

6 de junio

«Un hombre honrado abrasado de celo y de fe viva, dice San Juan Crisóstomo, es capaz de corregir a un pueblo entero» (Plan de la Academia de San Miguel. Barcelona 1859, p. 12).

LA FUERZA DEL TESTIMONIO

Cada uno llevamos en nuestra memoria y en nuestro corazón algunas personas que nos han acercado a Dios con el testimonio de su vida. No son grandes héroes, ni famosos, pero su entusiasmo, su compromiso, su fe, su alegría nos ha conmovido y ha hecho que nos replanteáramos o que nos fortaleciéramos en nuestro seguimiento de Jesús.

Cuando en el Evangelio veo la vocación de los discípulos, entiendo la razón. Por ejemplo, Leví: «Al pasar, vio a Leví…y le dice: (más…)