El Centro de Espiritualidad Claretiana (CESC), creado el 10 de noviembre de 2003, es un órgano de la Prefectura General de Espiritualidad de la Congregación Claretiana.

Somos un equipo de misioneros claretianos llamados a mantener viva la memoria de nuestro Padre Fundador y de nuestros orígenes familiares y a facilitar procesos vitales para que el Espíritu siga inspirando y actualizando la fuerza evangelizadora de nuestro carisma misionero.

Explicación del dibujo del CESC:

El fondo ambiental de la página es la entrada de la luz que desciende suavemente provocando la huida de las sombras, representadas por un leve azul de tono amoratado al pie de la página.

El rostro del Padre Claret preside la página desde el ángulo inferior izquierdo, como huyendo de cualquier protagonismo. Este rostro es copia del esgrafiado que el artista barcelonés Josep Brunet realizó en los años sesenta del siglo veinte para la capilla del postulantado de la provincia claretiana de Catalunya, en Sant Boi de Llobregat.  El artista Brunet, para realizar este rostro, estudió las fotografías directas hechas al P. Claret en los últimos años de su vida. Hay que destacar que Brunet era un profesional del retrato  al óleo.

Los tres puntos que unen estilísticamente la página son: la Cruz, el Espíritu Santo i el Corazón de María.

La banda roja exterior de la parte   inferior izquierda, que sigue en paralelo la cruz, invade la persona de Claret. Es la Redención de Jesucristo que lo imbuyó totalmente.

El rostro del Fundador se repite detrás de él, amplificado en un blanco luminoso. Es su espíritu que desde la eternidad sigue misionando con nosotros.

El CESC es uno de los instrumentos creados por la Congregación Claretiana para avivar y mantener presente en la Iglesia el espíritu de San Antonio María Claret.

Las letras “CESC” son vigorosas y valientes, de color potente. Los acabados de cada letra, aunque duros, remiten al fuego del Espíritu Santo y a la llama del Corazón de María.

Una línea de color blanco atraviesa las letras “CESC”. Es el eco del blanco luminoso del rostro de Claret que actualiza y revive  en el CESC.

Y dentro de la pista del blanco se adivina una línea roja que insinuando los rojos de la Redención, el fuego del Espíritu y la llama del Corazón de María, presentes en el CESC: son el marco de esta alegoría del CESC.

P. Antoni Vilarrubias, cmf.

Dibujo elaborado por el P. Antoni Vilarrubias, cmf.

Dibujo elaborado para el CESC por el P. Antoni Vilarrubias, cmf. Octubre 2016.